Sequedad vaginal: 4 lubricantes naturales que puedes aplicarte en la zona íntima para combatirla

Si bien es fundamental que te trates con un ginecólogo profesional, hay algunos lubricantes naturales que puedes aplicarte directamente en la zona íntima y así combatir la sequedad vaginal

Lubricantes naturales para combatir la sequedad vaginal

La sequedad vaginal es una de las afecciones más incómodas por las que puede atravesar una mujer, generando frustración y preocupación. Crédito: Shutterstock

La sequedad vaginal es una afección femenina muy común, que consiste en la pérdida o disminución de fluidos que se producen en tu zona íntima. La menopausia, la vaginitis bacteriana o por hongos y la vulvodinia son algunas de las enfermedades que contribuyen al problema. Además de picor, dolor e irritación, impide que puedas tener relaciones sexuales saludables con penetración.

Si bien es fundamental que te trates con un ginecólogo profesional, hay algunos remedios caseros que te ayudarán a mejorar tu condición. Se trata de lubricantes naturales que puedes aplicarte directamente en la zona íntima y así combatir la sequedad vaginal.

4 lubricantes naturales para combatir la sequedad vaginal

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Aloe vera con aceite esencial de árbol de té

1

Es una de las mejores combinaciones naturales para combatir la sequedad vaginal, ya que ambos remedios poseen poderosas propiedades humectantes que funcionan en tu zona íntima.

Por si fuese poco, el aloe vera y el aceite esencial de árbol de té combaten los hongos y bacterias que provocan infecciones vaginales, alterando tu pH y comodidad.

Ingredientes para el tratamiento: 3 cucharadas de gel de aloe vera y 5 gotas de aceite esencial de árbol de té.

El primer paso consiste en mezclar ambos remedios en un recipiente, removiendo con una cuchara bien limpia y desinfectada hasta que queden bien diluidos.

Seguidamente, toma un algodón y humedécelo en el líquido, frotándolo con suavidad en las zonas exteriores de la vagina. Lo ideal es que te hagas el tratamiento una o dos veces al día, hasta ver los resultados.

El aloe vera también es un remedio útil como protector solar, e incluso te sirve como mascarilla para el cabello.

Infusión de semillas de fenogreco

2

El fenogreco es una hierba mediterránea reconocida por sus diferentes beneficios para la salud femenina. Según expertos, la infusión que se obtiene con las semillas puede aumentar la humedad natural de la vagina, ya que te brinda las sustancias antioxidantes que estimula las bacterias saludables.

Además, posee un efecto antiinflamatorio que alivia síntomas como el dolor y el picor.

Así debes preparar el remedio:

Pon a hervir una taza de agua mineral en una olla, agregando las semillas de fenogreco. Cuando alcance su punto de ebullición, deja que la infusión hierva por unos 5 minutos más y luego deja enfriar.

Una vez que esté a temperatura agradable, aplica el remedio en la zona exterior de la vagina con ayuda de una toalla limpia. También puedes hacerlo con un algodón.

Infusión de caléndula

3

A través de las flores de caléndula puedes obtener una infusión natural que también te ayudará a elevar la humedad y lubricar la vagina. Y gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, también funciona como tratamiento contra las infecciones vaginales, regulando además tu pH.

Ingredientes para el remedio: agua mineral y 2 cucharadas de flores de caléndula.

En una olla pequeña vas a hervir dos vasos de agua mineral. Cuando alcance su punto de ebullición, añade las dos cucharadas de flores de caléndula y apaga el fuego.

Deja que la infusión repose durante dos horas, cuela el contenido y tu remedio estará listo para aplicarse en la zona externa de la vagina. Puedes hacerte el tratamiento todos los días hasta que haya mejorado tu lubricación vaginal.

Leche de cúrcuma

4

La combinación de leche con cúrcuma tiene un beneficio especial, y es que gracias a sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias te ayudan a mejorar la lubricación natural de tu zona íntima, aliviando también cualquier síntoma de sequedad e infección.

Así debes preparar la leche de cúrcuma:

En un recipiente vas a añadir una cucharada de cúrcuma y 6 cucharadas de leche líquida, revolviendo la mezcla hasta que se forme una pasta.

Una vez listo, aplica el tratamiento en el área exterior de la vagina y deja actuar durante unos 15 o 20 minutos. Para retirar los ingredientes, utiliza abundante agua. Puedes repetirlo unas dos o tres veces por semana hasta ver los resultados.

Te obsequiamos otros 5 remedios caseros a base de cúrcuma para mejorar tu salud.

La idea es que apliques uno o dos de los remedios anteriores para tratar la sequedad vaginal, ya que utilizarlos todos puede sobrecargar la piel sensible de tu zona íntima. Asimismo, puedes consultar con tu médico particular antes de iniciar cualquiera de estos recursos naturales, y que tampoco pretenden sustituir algún tratamiento clínico.

En esta nota

remedios caseros salud íntima femenina

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain