Remedios caseros para tratar la vulvodinia: la enfermedad que impide tu placer sexual

No tiene una cura específica y puede instalarse en tu zona íntima durante meses

vulvodinia

Foto: Pexels

Probablemente no te habías enterado sobre esta condición o quizás la escuchaste en algún tema de conversación. La vulvodinia se presenta como un dolor crónico en el área que rodea la abertura de tu vagina.

El portal Mayo Clinic también la describe como un ardor o irritación que “causa tanta molestia que la idea de tener sexo se vuelve impensable”.

La vulvodinia puede confundirse fácilmente con una infección vaginal, por lo que te recomendamos hacer una cita con el ginecólogo en cuanto sientas cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor punzante (al sostener relaciones sexuales o no)
  • Ardor
  • Picazón
  • Paspadura
  • Inflamación

Si tu médico descarta infecciones bacterianas, candidiasis, herpes y otras afecciones similares, es muy probable que estés padeciendo de vulvodinia.

Esta enfermedad no tiene una cura específica y puede instalarse en tu zona íntima durante meses. Por tal motivo es necesario que te centres en cómo aliviar los síntomas.

Hay algunos tratamientos médicos como analgésicos locales y anestésicos para contrarrestar el dolor, mientras que los antihistamínicos combate la picazón.

vulvodinia
Foto: Pexels

En casos de extremo dolor está la posibilidad de aplicar una cirugía. Esta consiste en retirar el tejido y la piel afectados, acabando con el sufrimiento.

Sin embargo no pienses en el bisturí, porque también existen una serie de recursos naturales que puedes aplicar desde tu hogar para aliviarte. Te contamos cuáles son:

6 remedios caseros para tratar la vulvodinia y seguir disfrutando de tu sexualidad

1) Compresas frías

Al colocarlas directamente en el exterior de tu zona íntima puedes calmar el dolor y la comezón. Ponte la compresa unas dos o tres veces al día.

2) Usa ropa interior de algodón

La idea es que haya una ventilación natural y estés libre de humedad causada por sudor. Esto sucede cuando vistes ropa interior muy ajustada, lo que impide el flujo de aire en la zona genital.

También te recomendamos que mientras padezcas de vulvodinia duermas sin ropa interior.

3) Evita que haya presión en la vulva

Montar bicicleta, por ejemplo, que ejerce presión en el área afectada cuando te subes al asiento. De momento olvídate de esta y cualquier otra actividad relacionada.

vulvodinia
Foto: Pexels

4) Baños de asiento

Al menos un par de veces al día siéntate 10 minutos sobre agua tibia o fresca (nunca caliente) para que tu vulva se relaje e incluso se desinflame.

5) Lávate únicamente con agua y suavemente

No utilices jabón ni apliques duchas vaginales para lavar tu zona íntima. Lávate solo con agua y frotando con mucha suavidad. Y al momento de secarte haz ligeros golpecitos con la toalla.

6) Lubrícate si vas a tener sexo

Te recomendamos esperar unos días para sentir un cómodo alivio antes de tener relaciones sexuales. Y antes de irte a la cama aplica lubricantes sin alcohol ni sabor.

Esta técnica facilitará la penetración, disminuyendo el riesgo de dolor o irritación.

En esta nota

remedios caseros sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain