Cúrcuma: 5 remedios caseros que ayudarán a mejorar tu salud

El consumo de cúrcuma está relacionado a combatir las enfermedades crónicas, tratar la artritis, prevenir el cáncer y reducir el riesgo de enfermedades del corazón por las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes

cúrcuma, remedios caseros, Estar Mejor

La curcumina es el compuesto responsable de la mayoría de los beneficios de la cúrcuma y se puede consumir tan solo añadiendo la especia a las comidas y preparaciones, independientemente de si es fresco de raíz o en polvo seco. Crédito: Shutterstock

La cúrcuma es una especia que tiene muchísimos beneficios para la salud. Sus propiedades han sido reconocidas por la ciencia y te decimos 5 remedios caseros que ayudarán a mejorar tu salud.

La curcumina es el compuesto responsable de la mayoría de sus beneficios y se puede consumir tan solo añadiendo la especia a las comidas y preparaciones, independientemente de si es fresco de raíz o en polvo seco.

Esta planta tiene un vasto poder antiinflamatorio y antioxidante. Se cree que el daño oxidativo es uno de los mecanismos detrás del envejecimiento y muchas enfermedades, por lo que su consumo regular protegería al cuerpo de los radicales libres.

Su consumo está relacionado a combatir las enfermedades crónicas, tratar la artritis, prevenir el cáncer y reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Sin embargo, hay que dejar en claro que las propiedades medicinales que se han probado en la ciencia se han experimentado con extractos de curcumina, con dosis que generalmente superan 1 gramo por día y es muy difícil alcanzar estos niveles simplemente usando la cúrcuma como especia en sus alimentos.

Entonces, no se descartan sus propiedades en el consumo regular, porque se puede consumir de manera preventiva y coadyuvante de algún tratamiento. Pero no es sustituto de ninguna medicación ordenada por un experto de salud.

Te decimos 5 remedios caseros con cúrcuma que ayudarán a mejorar tu salud:

Té de cúrcuma

1

Prepara un té de cúrcuma con ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo y 2 cucharadas de jugo de limón, luego diluye con 1 taza de agua tibia. Añade azúcar al gusto, miel o agave y disfruta.

Esta preparación es útil especialmente para la acidez estomacal, la indigestión, el dolor de estómago, la diarrea, los gases intestinales, la distensión estomacal y la pérdida de apetito.

Leche de cúrcuma

2

Para la salud de tus huesos, la purificación de la sangre, la desintoxicación del hígado e incluso si tienes tos o un resfriado, puedes preparar leche de cúrcuma.

En una cazuela a fuego medio agrega ¼ de taza de agua con tres cucharaditas de cúrcuma y jengibre rallado. Añade ½ taza de leche (puede ser animal o vegetal), una pizca de cardamomo molido y otra pizca de pimienta hasta que hierva.

La pimienta negra, que contiene piperina, es una sustancia natural que potencia la absorción de la curcumina en un 2,000%.

Batido frutal

3

Si quieres aprovechar las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma para la artritis, el asma, el cáncer y hasta la depresión, comienza tu día con un batido frutal con cúrcuma.

Puedes usar ½ taza de mango y plátano para licuar con una cucharada de cúrcuma fresca y agua o leche, según prefieras.

Mascarilla de cúrcuma

4

Tu piel también se puede ver beneficiada por la curcumina. De hecho, es muy fácil preparar una mascarilla.

Solo necesitarás mezclar 1 cucharadita de cúrcuma molida, 2 cucharaditas de harina de garbanzos y 1 medida de aceite de almendras. Disuelvelo con 3 cucharaditas de leche de tu preferencia.

Aplícala durante 15 minutos sobre tu rostro, puedes frotar a manera de exfoliante y remuévela con agua fría. Ten cuidado con la ropa porque puede mancharla.

Jugo de naranja con cúrcuma

5

Si te has torcido un tobillo, lastimado un brazo o caído y tu cuerpo aún se recupera, agrégale media cucharada de cúrcuma a un jugo de naranja todas las mañanas.

Inmediatamente notarás sus propiedades antiinflamatorias.

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

Sigue leyendo:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain