Mi pareja me pide dinero prestado y luego no me lo devuelve: qué hago

Te ofrecemos tres consejos valiosos para resolver de raíz el escenario donde tu pareja te pide dinero prestado y luego no lo devuelve. La comunicación, dejar atrás la vergüenza y fijar límites concretos te ahorrarán un montón de problemas

Qué hacer si tu pareja te pide dinero y no devuelve

Negarle dinero prestado a tu pareja puede dejarte en una posición egoísta, así que mejor conversa todo el problema desde el inicio. Crédito: Shutterstock

Cuando dos parejas deciden formar una relación, uno de los puntos que suele dejarse a un lado, debido al amor que nutre el ambiente, es cómo se manejará el dinero. Hay un estudio que afirma que es mejor compartirlo, porque brinda armonía y satisfacción, aunque también es respetable cuando prefieren juntar sus ingresos individualmente. Pero en ese escenario, las parejas suelen pedirse prestado, lo cual podría convertirse en una bomba de tiempo.

Imagina que tu novio o novia necesita $200 dólares, y gracias a la confianza de pareja, surge una frase típica: “págamelos cuando puedas”. El gran problema es que ese momento no llega, sino cuando insistes en cobrarlo, dejando un aire de incomodidad que evidentemente causa daño.

Y luego de algunas semanas, tu pareja vuelve a pedirte dinero, pero desafortunadamente ya no hay la misma confianza, lo que va dejando conflictos, comentarios sarcásticos e incluso la posibilidad de que la relación caiga en la llamada infidelidad financiera.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

3 consejos si tu pareja te pide dinero prestado y no devuelve

No sientas vergüenza y háblalo

1

Uno de los inconvenientes más recurrentes para solventar el problema es la vergüenza para sentarse y hablarlo. Sin embargo, la comunicación con tu pareja es el camino más viable, así que convéncete de al menos intentarlo.

Indícale que debe respetar el acuerdo de una fecha de pago, ya que en tu posición como pareja no es sano ni amoroso que tengas que cobrarle, sabiendo incluso que ya cuenta con el dinero para devolverlo.

Si tu pareja mantiene este tipo de comportamientos y están pensando en contraer matrimonio, te explicamos qué es un acuerdo prenupcial y cuán saludable es que lo firmen antes de ir al altar.

Fija límites

2

Exprésale a tu pareja que si bien tu dinero no está por encima de la relación, sí deseas (y necesitas) que las cuentas queden claras. Si en las amistades es fundamental, en el amor también lo es.

También es conveniente y sano que establezcan fechas de pago. “Préstame $50 dólares y te los regresaré el día 30 del mes”, por ejemplo. Aunque de inicio pueda parecer raro o incómodo, con el tiempo tendrán la confianza para acordar dichos términos.

Y si tu novio es muy tacaño u obsesionado con el dinero, te decimos qué hacer para que cambie su actitud.

No metas el dinero en tu relación

3

Comunícalo desde el principio, a menos que se trate de una emergencia. Si deciden juntar sus ingresos por separado, exprésale que no haya deudas, desacuerdos ni cifras de por medio, por lo que es mejor que el dinero no se involucre en la relación.

Cuidado con el “paga tú y yo invito la próxima”, porque es prácticamente lo mismo. A menos que haya una invitación previa o un consenso, si alguno de los dos no tiene dinero, lo mejor es posponer la salida.

Jamás permitas que el dinero haga estragos en tu relación, pero tampoco lo vuelvan un tabú. Lo más conveniente es que desde las primeras citas emitan sus opiniones respecto al tema y tengan claro qué es lo mejor para ambos, de lo contrario, tendrán problemas con frecuencia.

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain