Infidelidad financiera: cuando tu pareja te oculta información sobre temas monetarios

Aunque luce como una situación menos grave, los psicólogos consideran que la infidelidad financiera es realmente un escenario nefasto, ya que las parejan llegan a robarse dinero y a estafarse

infidelidad financiera

La infidelidad financiera trasciende más allá de la ruptura amorosa, debido a deudas interminables y enfrentamientos legales. Foto: Freepik

En un artículo anterior mencionamos hasta 5 tipos de infidelidad que suelen ocurrir en una relación de pareja. Pero aún existe otra clase de engaño, fuera de lo sexual y emocional, que puede llegar a ser más dolorosa. Se trata de la financiera o económica, donde se oculta información sobre temas monetarios para otro tipo de intereses, como por ejemplo complacer a un amante.

Aunque luce como una situación menos grave, los psicólogos consideran que la infidelidad financiera es realmente un escenario nefasto, reseña Glamour. En los casos más complicados, las parejas llegan a robarse dinero y estafarse, creando problemas legales o destruyendo la confianza de un matrimonio. También implica alimentar deudas que luego resultan impagables.

Un engaño sexual puede ser confesado o descubierto, y dependiendo de los involucrados podría terminar en una ruptura de pareja. Sin embargo, la infidelidad financiera trasciende aún más allá, ya que el término de la relación resulta el menor de los males. El problema comienza cuando ambos, ya separados, deben enfrentarse a bancos u oficinas de cobranza para obtener acuerdos de cuotas interminables.

4 claves para evitar una infidelidad financiera en la pareja

Comunicación y sinceridad

1

Para los asuntos económicos y para toda la relación en general, mantener la comunicación en pareja es fundamental. La infidelidad financiera inicia cuando se empiezan a dejar detalles por fuera, abusando de la confianza del otro en que todas los asuntos están cumplidos.

Un aumento de sueldo que no se notifica o una ganancia extra que no se comparte son engaños que a la larga destruyen la armonía económica. Aunque son detalles pequeños, es un hábito que comienza a alimentarse.

Manejar un presupuesto

2

Realizar un presuspuesto financiero mensual, o al menos trimestral, demuestra la confianza que la pareja mantiene en sus asuntos económicos. Es común que alguno de los dos obtenga mayores ingresos en su trabajo o negocio, pero al momento de plasmarlo en un papel todo debe ir unido.

Cuando ambos están al tanto de los ingresos del otro y los comparten, que es correcto en un matrimonio, pueden direccionar los gastos, establecer planes de ahorro y saber con cuánto cuentan para el disfrute.

Establecer metas

3

Cuando se apuntan objetivos, no hay cabida para la infidelidad financiera, porque motiva a la pareja a trabajar como equipo. Además, son planes que benefician a ambos, ya que se trata de comprar un auto, una casa, cumplir un viaje o quizás adquirir electrodomésticos.

Capacidad de ahorro

4

Una vez que se fijan metas y se establece un presupuesto, la pareja entiende cuál es la capacidad de ahorro que tienen mensualmente. Este dinero extra, guardado y en conocimiento de ambos, les libra de padecer durante alguna emergencia y les mantiene en confianza absoluta.

Como te darás cuenta, estos tips no solo ayudan a manejar el dinero de forma inteligente, sino a prevenir discusiones y deacuerdos que con el paso del tiempo desencadenan una infidelidad financiera. Y es que en una relación sólida se comparte amor, comida, techo, la cama… y claro, el dinero.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain