Hair cycling: cómo ponerlo en práctica para tener una cabellera de impacto

El hair cycling está basado en la tendencia para el cuidado de la piel skin cycling, es decir, tener rutinas para el cuidado por ciclos: doble limpieza, reparación y acondicionamiento

Hair cycling

Con esto puedes sanar y reparar el cuero cabelludo en poco tiempo, prevenir y reducir el riesgo de irritación e inflamación de la piel, reparar los daños ocasionados por el exceso de calor y promover un crecimiento saludable. Crédito: Shutterstock

El cabello es de las primeras coronas que toda mujer tiene sobre su cabeza. Mantenerlo bonito, brillante y sedoso es prioridad para la mayoría de las que nos preocupamos por su aspecto. Te decimos cómo poner en práctica el hair cycling para tener una cabellera de impacto.

Nuestra melena se puede ver afectada por muchos factores, como el calor de secadores y planchas, la humedad o la resequedad, el clima, la alimentación, la suplementación y la salud. Por eso dedicarle unos pocos minutos al día, pueden hacer un cambio notable en cuanto a su aspecto.

El hair cycling está basado en la tendencia para el cuidado de la piel skin cycling, es decir, tener rutinas para el cuidado por ciclos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Es importante que para aplicarlo conozcamos nuestro cabello y sus necesidades, qué tipo de cabello tienes y sus necesidades, desde el volumen y la elasticidad hasta la nutrición y el brillo.

En función de ello, hacer tres pasos cada cuatro días: doble limpieza, reparación y acondicionamiento. Los días de por medio simplemente hacer tu rutina regular, lo más sencilla posible, pero apegada a las características de tu melena.

Con esto puedes sanar y reparar el cuero cabelludo en poco tiempo, prevenir y reducir el riesgo de irritación e inflamación de la piel, reparar los daños ocasionados por el exceso de calor y promover un crecimiento saludable.

¿Cómo implementar los tres pasos del Hair cycling?

Primero debes eliminar el exceso de grasa del cuero cabelludo con un exfoliante capilar. Déjalo actuar alrededor de 5 minutos, para posteriormente enjuagar y aplicar el champú adecuado para tu melena. Repite el paso una vez más pero al final, aplica acondicionador.

Segundo, reparar y sanar el cabello con una mascarilla nutritiva que actúe a profundidad en la hebra capilar.

Tercero, el acondicionamiento con un producto que los dejes de medios a puntas, con una fórmula que atienda tus necesidades de cuidado y estilizado.

También te puede interesar:

En esta nota

cuidado del cabello

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain