10 pasos para controlar el tiempo de pantallas de tu hijo, según un experto

El doctor Randy Kulman, psicólogo clínico de niños, enumera los 10 pasos para controlar el tiempo de pantallas de tu hijo en orden según el nivel de control necesario

controlar el tiempo de pantallas de tu hijo

Las pantallas no van a desaparecer, por lo que es mejor verlas como algo que enriquece la vida de tu hijo, dice Kulman. La idea es que te conviertas en un experto en sitios web, videos y programas en línea para el aprendizaje y el desarrollo de habilidades. Crédito: Shutterstock

Entre el teléfono, la tablet, el televisor y los videojuegos tu hijo pasa gran parte de su infancia frente a las pantallas. Este artículo no se trata de satanizarlas, ni mucho menos, sino de limitar su tiempo para que los pequeños tengan la oportunidad de disfrutar y aprovechar otras actividades.

Es importante aclarar que la cantidad de horas que pasan los niños de la casa frente a las pantallas electrónicas ha sido durante largo tiempo objeto de debate. Algunos estudios aseguran que no afecta la salud mental de los niños y otros sugieren que puede interferir con su desarrollo cerebral.

La relación entre las pantallas y los niños está muy sujeta a la perspectiva de cada padre o madre, que las encuentra como un recurso muy empleado para entretenerlos mientras resuelven trabajo y otros asuntos domésticos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

En la actualidad hay pantallas por doquier y pretender que hay que limitar la exposición de los pequeños a estas, es poco realista. Por ello, el doctor Randy Kulman, psicólogo clínico de niños, enumera en su columna para Psychology Today los 10 pasos para controlar el tiempo de pantallas de tu hijo.

Kulman sugiere que los 10 pasos de acción a continuación se enumeran en orden según el nivel de control necesario.

Expone que si puedes, comiences con los pasos menos restrictivos. Si el tiempo de pantalla de tu hijo ya está fuera de control, comienza con el Paso 4, ya que la comunicación y la escucha serán cruciales para administrar el tiempo de pantalla.

El experto advirtió que los adolescentes a menudo responden muy bien al Paso 5, pero primero deberá desarrollar algo de confianza con ellos.

  1. Acepta y adopta las pantallas: Las pantallas no van a desaparecer, por lo que es mejor verlas como algo que enriquece la vida de tu hijo, dice Kulman. La idea es que te conviertas en un experto en sitios web, videos y programas en línea para el aprendizaje y el desarrollo de habilidades que pueden ayudarle en la escuela, por ejemplo.
  2. Sé un modelo de uso de pantalla equilibrado: no es lo que dices, sino lo que haces. Esta regla no solo aplica con el tema de las pantallas sino con todo lo demás. “Los adultos usan sus pantallas unas 9 horas diarias, exactamente la misma cantidad que los adolescentes. Da un paso atrás, echa un vistazo a tu tiempo frente a la pantalla y aprende a administrarlo antes de intentar modelar para tus hijos”, dice el experto.
  3. Empieza desde que están pequeños: esto no aplica si tu hijo es un adolescente que no ha crecido con limitantes respecto a las pantallas, en ese caso tendrás que enfocarte en hacer de su tiempo en las pantallas algo productivo, pero comenzar oportunamente las limitaciones de las pantallas con tu hijo más es lo más adecuado. “Crear actividades familiares sanas y equilibradas que vayan más allá de las pantallas puede y debe comenzar a una edad temprana”, sugiere.
  4. Habla, enseña y participa en el tiempo frente a la pantalla: si bien los padres usan las pantallas como un distractor para sus hijos, es importante ver más allá sobre los hábitos que se están impulsando, como que buscará en internet un escape de esos problemas. Ahora bien, lo ideal es jugar con ellos, unirse a sus redes sociales y muéstrale cómo usas el tiempo frente a la pantalla en tu trabajo.
  5. Reconocer al enemigo: si tu hijo es adolescente puedes profundizar un poco más. El doctor recomienda hacer equipo con ellos para reconocer al enemigo oculto, las grandes empresas de tecnología cuya misión es mantenerte pegado a la pantalla.
  6. Desarrolla una “dieta de juego” sana y equilibrada: no es tanto el tiempo en las pantallas, sino cómo se relaciona eso con el tiempo al aire libre y de interacción con otros niños.
  7. Programa el tiempo frente a la pantalla: ya se pasa a medidas más restrictivas. Las cantidades de tiempo recomendadas varían de una a dos horas de tiempo de pantalla recreativo por día.
  8. Usa tecnologías propias y de control: se trata de guardar todos los teléfonos celulares y dispositivos electrónicos en línea de manera segura en un momento específico, al mismo tiempo que se apaga Internet en casa. “Sus hijos se mantendrán alejados de las pantallas sin acceso a Internet y sin sus teléfonos”, explicó.
  9. Elige y usa los controles de tiempo de pantalla de los padres: Hay docenas de excelentes herramientas para controlar el acceso de sus hijos a la tecnología.
  10. Considere la posibilidad de terapia cuando haya evidencia de compulsión grave: es poco común, pero se ha observado el trastorno de los juegos de Internet. Busca médicos o expertos de la salud mental que comprendan la adicción en los adolescentes.

También te puede interesar:

En esta nota

crianza de los hijos

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain