Cómo limpiar tu microondas con vinagre y limón para que quede impecable

Tu microondas no solo se limpia por dentro, sino en toda su estructura, incluyendo el platillo, tablero y hasta el mesón donde se apoya. Gracias a dos aliados de la desinfección, el vinagre y limón, el aparato lucirá impecable

Limpiar tu microondas

Mantener tu microondas completamente limpio te previene de una intoxicación alimentaria, producto de la suciedad y acumulación de hongos y bacterias. Crédito: Shutterstock

Al ser un electrodoméstico que tiene contacto directo con alimentos, calentando tu comida o quizás almacenándola por algunos minutos, es importantísimo que sepas cómo limpiar tu microondas. No solo se trata de la higiene del artefacto, sino también de reducir el riesgo de intoxicación alimentaria al eliminar todo tipo de microorganismos dañinos.

Lo primero y fundamental que debes saber es que tu microondas no solo se limpia por dentro, sino en toda su estructura: el platillo, por fuera, el tablero e incluso por debajo, que es un espacio a donde suelen escabullirse restos de comida.

Ahora olvídate de ese trapo viejo y medio húmedo que sueles pasarle por encima, como si se tratara de una mesita. No, el microondas necesita una limpieza completa, y gracias a dos productos desinfectantes: vinagre y limón, lucirá impecable antes y después de usarlo.

Cómo limpiar tu microondas con vinagre y limón en 4 pasos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Comienza por el interior

1

El primer paso de limpieza es que pongas dentro de tu microondas una taza con agua, configures de 3 a 5 minutos y se produzca una vaporización que afloje la suciedad que está adherida en ecada lado.

Incluso puedes añadir al agua unas gotas de limón para mayor efectividad. No solamente despegará los restos de comida, sino que acabará con los malos olores.

El siguiente paso es que humedezcas un paño de microfibra con vinagre y limpies todos y cada uno de los espacios que hay dentro de tu microondas. También podrías complementar con un jabón suave y diluido en agua que restriegues con una esponja.

Ahora el plato giratorio

2

Si no está tan sucio porque has sido cuidadoso al momento de calentar comida, quizás un trapo empapado con vinagre y limón sea suficiente para dejarlo reluciente.

Pero si está cubierto de comida y salpicaduras de salsa, lo correcto es que lo saques del microonda y lo remojes en agua tibia con jabón. Seguidamente puedes lavarlo con una esponja no abrasiva para despegar todas las manchas.

No olvides que el plato giratorio debe estar a temperatura normal. Si está muy caliente de la primera acción y procedes a lavarlo con agua, podrías quebrarlo.

Seguidamente por fuera

3

Esta parte es mucho más sencilla, ya que solo vas a necesitar una dilución de agua y jabón suave para platos. Recuerda que también puedes fabricar tu propio jabón lavaplatos y emplearlo para limpiar tu microondas.

Enjuaga todas las superficies con agua limpia y acaba secando con un paño de microfibra.

Para asear el tablero, que es una de las partes más delicadas, lo correcto es que apliques un limpiador de vidrios. Rocía el líquido en una toalla de papel absorbente y pásalo suavemente por los botones. El vinagre también será muy efectivo.

Y finalmente por debajo

Aunque no lo creas, puede haber más grasas y comida debajo del microondas que adentro del electrodoméstico. La razón es que no te enteras de los restos alimenticios que se cuelan y reposan durante semanas, siendo un nido de hongos y bacterias.

Repite la misma operación de limpieza, con limón y vinagre, volteando el microondas con cuidado. Ah, y no olvides también darle una buena trapeada al mesón donde se apoya el aparato.

Te puede interesar:

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain