Cocinar en el microondas: 4 consejos vitales de los CDC para evitar una intoxicación alimentaria

La agencia principal de salud de Estados Unidos advirtió que cada persona, al calentar o cocinar en el microondas, podría estar saltándose algún paso que convierte los alimentos en un riesgo potencial de intoxicación

Cocinar en el microondas

La temperatura, la potencia de cocción e incluso las condiciones del aparato son vitales para que tu microondas deje tus alimentos completamente saludables. Crédito: Freepik

El microondas suele ser un electrodoméstico indispensable en muchos hogares, sobre todo por el ahorro de tiempo que ofrece para resolver la preparación de comidas cuando la rutina apremia. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dejan claro que sus funciones no son mágicas, y como no todo lo que brilla es oro, no todo lo que está caliente por fuera está cocinado por dentro.

La agencia principal de salud de Estados Unidos advirtió que con más frecuencia de la pensada, cada persona podría estar utilizando mal su microondas, saltándose algún paso que convierte los alimentos en un riesgo potencial de intoxicación.

En este sentido, los CDC emitieron consejos sobre cómo calentar o cocinar en el microondas, de modo que tu comida termine saludable, libre de bacterias y lista para disfrutarse. La temperatura, la potencia de cocción e incluso las condiciones del aparato son vitales.

También te puede interesar: Cómo limpiar el horno de tu cocina sin productos químicos

4 recomendaciones alimentarias de los CDC al cocinar en el microondas

Comprueba la temperatura de tus alimentos antes de empezar a comer

La principal lección es que luego de calentar o cocinar tus alimentos en el microondas, nunca empieces a comer hasta verificar su temperatura. No olvides esto: en estos artefactos el calor se mueve de afuera hacia dentro, por lo que lógicamente la parte del centro tarda más en obtener la cocción ideal.

Por tal motivo, los CDC aconsejan colocar un termómetro que alcance la parte más gruesa de la comida, sin tocar huesos, ni cartílagos, pues solo así podrás verificar que esa zona del alimento está lista para consumirse.

Según la agencia principal de salud, el termómetro debería llegar al mínimo de 74°C, que es considerada una temperatura óptima para eliminar las bacterias y gérmenes.

Sé estricto con la temperatura al recalentar tu comida

2

Si deseas reducir al máximo el riesgo de intoxicación alimentaria, es aconsejable que no seas modesto al momento de cocinar o recalentar comida. Si estás llevando empaques, lee las instrucciones y emplea las temperaturas recomendadas, sin querer apresurar el momento.

Y si se trata de las sobras del día anterior debes ser más estricto, ya que estos alimentos que se recalientan han sido asociados a brotes de Samonella y Listeria en Estados Unidos.

Los expertos recomiendan prestar mayor atención a las aves de corral, que son las más propensas a enfermarte cuando no se calientan correctamente en el microondas. Según Consumer Reports, un estudio de 2007 enfocado en las bacterias del pollo fresco arrojó el 83% de las aves estaban repletas de salmonella.

Dependiendo del tipo de alimento, el poder de cocción puede variar

3

Esta es una variación que debes tener en consideración cuando se trata de carnes: de ave, res, cerdo, cordero, ternera y pescado.

En este sentido los CDC detallan cuál es la temperatura, dependiendo del alimento que vas a consumir:

– Aves de corral (74 °C)

– Carne de res, cordero y cerdo (71 °C)

– Pescado (63 °C)

– Ternera, asados y bistecs (63 °C)

Una vez que los alimentos estén correctamente cocinados o recalentados, déjalos reposar durante tres minutos antes de empezar a comer, de modo que con el calor interno la cocció continúe por unos valiosos segundos.

Conoce la potencia de tu microondas

4

Y finalmente, pero no menos importante, es vital que conozcas cuál es el estado y potencia de tu microondas al momento de cocinar y calentar. Verifica los vatios, el poder de cocción y si verdaderamente alcanza esa temperatura, lo cual puedes verificar con el termómetro.

Los tiempos y las temperaturas ya descritas en los consejos anteriores pueden variar según las condiciones del electrodoméstico, así que tómalo muy en cuenta para no comer errores y comer de forma saludable.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain