Hongos en las uñas: 8 hábitos de higiene para evitar que aparezcan

Desde lavarte las manos y pies correctamente hasta elegir un salón de uñas de óptima calidad, te ofrecemos los hábitos de higiene que debes cumplir para evitar la aparición de hongos en las uñas

Hongos en las uñas

La infección por hongos en las uñas se conoce clínicamente como onicomicosis, siendo más frecuente en quienes padecen el llamado pie de atleta. Crédito: Shutterstock

Si bien existen remedios caseros para tratar los hongos en las uñas, como el bicarbonato de sodio e incluso el vicks vaporub, también es indispensable saber cómo evitar que se produzcan estas infecciones. La mejor manera de prevenirlo es mediante algunas normas o hábitos de higiene, que pasan desde lavarte las manos y pies correctamente hasta elegir un salón de uñas de óptima calidad.

8 hábitos para prevenir la aparición de hongos en las uñas

Lavarte las uñas con frecuencia

1

Es la norma estelar de higiene para evitar que produzcan hongos en las uñas. Lávate las manos y pies con frecuencia, procurando que el agua y jabón limpien toda el área de las uñas.

Si tienes una uña infectada y la tocas, lávate las manos de inmediato para evitar una propagación. Y también es recomendable que las humectes.

Cortarse las uñas correctamente

2

Esto implica: en forma recta, suavizando los bordes y limando las áreas gruesas. Lo importante es que sientas comodidad y que la piel que bordea las uñas no sea lastimada.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Elige bien los calcetines

3

Si eres propenso al pie de atleta (infección recurrente por hongos en las uñas y dedos), lo correcto es que elijas calcetines que absorban bien el sudor de tus pies.

Otra opción efectiva es cambiarlos durante el día para evitar que el sudor se acumule y favorezca la aparición de hongos.

Usa calzados cómodos y transpirables

4

Aplica del mismo modo que los calcetines. Cuando eres propenso a padecer infecciones por hongos en las uñas de los pies, lo recomendables es que compres calzados fabricados con materiales que permitan un respiro de la piel.

Desinfecta tus calzados

5

Aunque lo más aconsejable es que descartes tus calzados viejos, ya que elevan el riesgo de contraer infección por hongos en las uñas, también puedes tratarlos con polvos antifúngicos o desinfectantes.

No camines descalzo en zonas de piscina

6

Siempre que vayas a entrar o a salirte de una piscina, lo mejor es que tengas un calzado, como unas chancletas o sandalias, para caminar por la zona húmeda que rodea la piscina.

De lo contrario podrías estar pisando una concentración de hongos que dejó otra persona infectada. Lo mismo ocurre en los baños cuando vas a ducharte o a cambiarte de ropa.

Asiste a un salón de uñas de óptima calidad

7

No te conformes con que sea bonito, lujoso o económico, porque la importancia de estos salones está en la calidad de la manicurista y pedicurista.

Fíjate que usen implementos desinfectados y que cumplan con un proceso donde la higienes es prioridad. Un simple cortauñas que no fue sanitizado podría transmitirte una infección por hongos.

No uses uñas postizas

8

El problema de las uñas postizas es que impiden un óptimo lavado de las manos, ya que el agua y sobre todo el jabón desinfectando no alcanza las zonas esenciales de los dedos. Esto eleva el riesgo de acumular sucio e infección por hongos.

Te puede interesar:

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

En esta nota

remedios caseros

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain