Uñas amarillas por hongos: cómo mejorar el color de tus uñas con bicarbonato de sodio

Cuando se trata de hongos en las uñas, hay dos errores que no debes cometer: ocultar el amarillo con esmalte o tapar con uñas postizas. El bicarbonato de sodio te ayuda a limpiar, exfoliar y blanquear

Uñas amarillas por hongos

Consumir vitaminas como la B12, A y D mantiene tus uñas saludables y fuertes. Crédito: Freepik

La onicomicosis es una infección por hongo que afecta las uñas de las manos y los pies, causando una despigmentación que, si se descuida, puede darles un tono amarillento. Además, puede deformarlas y hasta originar un aspecto arrugado y grueso. Por supuesto que es un gran problema, ya que las uñas son uno de esos atributos que más le gusta lucir a las mujeres.

Cabe destacar que las uñas amarillas no siempre son ocasionadas por hongos, sino también por problemas nutricionales y una afección en el hígado llamada hemocromatosis, que de acuerdo a Mayo Clinic el cuerpo absorbe demasiado hierro de los alimentos que se consumen. En este escenario las uñas no solo se vuelven amarillentes, sino que adquieren un aspecto de cuchara que es desagradable.

Cuando se trata de hongos, hay dos errores que no se deben cometer: ocultar el color amarillo con esmalte o taparlas con uñas postizas. Lo más conveniente es detectar con un médico qué es lo que está pasando y atacar el problema de raíz, pues con el tiempo te puede traer complicaciones cutáneas.

Mientras consigues tu cita con el especialista, hay un remedio casero que podemos brindarte para desmanchar tus uñas poco a poco y es que con bicarbonato de sodio. ¡Sí! ese maravilloso polvo blanco que nunca falta en el hogar y que parece el “superman” de todos los tratamientos naturales, también se convierte en tu aliado para los hongos en las uñas. Te contamos cómo aplicarlo:

Cómo mejorar el color de tus uñas con bicarbonato de sodio

Esta sustancia ofrece muchos beneficios, ya que es un poderoso limpiador, exfoliante y blanqueador natural, que son parte de las bondades que ahora esperamos brindarle a las uñas. Sin embargo, debe aplicarse en las cantidades correctos para no crear un efecto adverso. Te reiteramos que el bicarbonato de sodio es un remedio natural temporal, por lo que no significa que no debas ir al médico para tratar la infección por hongos.

¡Bien! Comienza por mezclar dos cucharaditas de bicarbonato de sodio y dos cucharadas de agua en un recipiente pequeño. Luego, con ayuda de un algodón, humedécelo y frótalo suavemente por tus uñas, haciendo el mismo masaje que empleas para remover el esmalte con acetona.

Luego de aplicarlo, espera unos 15 minutos aproximadamente y enjuagua bien tus uñas. Lo ideal es que repitas el procedimiento una vez a la semana para que puedas notar los cambios. De acuerdo a Glamour, también podrías dejar caer unas gotas de suero para uñas y colocarte una capa de esmalte fortalecedor.

Te puede interesar: Las 5 vitaminas que debes tomar para tener las uñas fuertes y bonitas

En esta nota

remedios caseros

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain