5 tipos de hombres con los que NUNCA deberías tener una relación amorosa

El género masculino es todo un catálogo de aciertos y desaciertos, y aunque al inicio lucen como príncipes, terminan siendo sapos. Te contamos los tipos de hombres que debes evitar en tu vida amorosa

tipos de hombres

La personalidad de algunos hombres provienen de conductas aprendidas y no se muestran al inicio de la relación, sino con el tiempo, incluso después del matrimonio. Crédito: Freepik

En el comienzo de una relación amorosa, todo es hermoso y color de rosa, decimos nosotros mismos luego de vivir historias románticas, noviazgos e incluso matrimonios. Y es que en una primera cita es complicado ver las llamadas banderas rojas, que son esos signos de alarma que recibimos a través de la personalidad de alguien. Por tal motivo siempre es necesario que te tomes el tiempo suficiente para conocer a un caballero, porque hay al meno 5 tipos de hombres con los que NUNCA deberías comprometerse sentimentalmente.

“Un hombre puede lucir como un príncipe encantado, pero luego se convierte en un sapo”, seguro te dijo tu mamá o alguien que te quiere mucho. Y la realidad es que es una frase muy cierta. A medida que transcurre una relación de pareja, los hombres pueden modificar su comportamiento, pero no podríamos creer que en ningún momento arrojó una señal que te dijera: “huye, corre por tu vida”.

Al igual que las mujeres, el género masculino es un extenso catálogo de aciertos y desaciertos, grandes ejemplos y decepciones. Tampoco pretendemos que seas una adivina o una experta en descubrir los defectos (o tal vez peculiaridades) de ellos, pero sí te invitamos a prestar más atención a los tipos de hombres que dejas entrar en tu vida. Veamos cuáles son los más peligrosos:

También te puede interesar: Amor en la oficina: qué tan saludable es tener una relación de pareja en el trabajo

5 tipos de hombre con los que NUNCA deberías tener una relación amorosa

El "picaflor"

1

Aunque van caminando con el traje de poetas y románticos empedernidos, no son más que unos “picaflores” esperando por supuesto a su “comeflor”. Se creen guapos e irresistibles (aunque visualmente no lo sean) y difícilmente se comprometen a una relación seria. Esto no significa que no se lancen a la historia amorosa, pero luego vendrán con esas gastadas frases de “libertad” con las que solo preparan el terreno para una infidelidad.

Son egocéntricos, a veces posesivos y mantienen su autoestima a tope mientras se alimentan de la tuya, así que ten cuidado. No confundas la amabilidad con un coqueteo, porque esa sonrisa de más que le soltó a la mesera en tu primera cita no fue más que el tráiler de una película decepcionante.

El mimado

2

El típico niño de papi y mami. Por lo general son atractivos (no necesariamente tan apuestos) tienen profesionales llamativas, como actores, bailarines, artistas plásticos, músicos y otras carreras prometedoras. Sin embargo, el cordón umbilical sigue presente. Su madre aún influye en ellos, metiéndose incluso en tu relación amorosa, y todavía creen que tras ser atendidos por su mamá, ahora ese rol lo tomará su novia o esposa.

Ten mucha cautela, porque este tipo de hombre produce sufrimiento, absorbe tu energía, desgasta tu juventud y al final pretende abandonarte afirmando que tú eres culpable por no comprenderlo o intentar cambiarlo. Son detestables.

El autoritario

3

Es el típico machista que en una primera cita se enoja si sacas un solo centavo. Que por favor estamos en el 2021 y las mujeres se sienten lo suficientemente empoderadas para pagar su propio consumo. Pues con este tipo de hombres autoritarios no funciona así, ya que viven en un pasado primitivo donde solo te esperan los quéhaceres del hogar mientras él se enfrenta al mundo económico, profesional y al cómo desabrochar con una mano el brasier de su compañera de trabajo.

El egocéntrico

4

Es una mezcla del “niño mimado” y una dosis del autoritario, aunque por lo general su egocentrismo es solo una conducta aprendida, mas no una necesidad.

Son sarcásticos y seductores, puedes reír eternamente con ellos y tener los orgasmos más placenteros de tu vida. Pero en cuanto lo saques de su zona de confort con un mínimo detalle comenzarán los problemas que seguramente no querrás aceptar por un tema de egocentrismo.

Aunque no son machistas, ellos son quienes deciden todo: qué comer, a dónde ir y cuándo deben suceder las cosas. Si les “robas” estos detalles empezarán a discutir corriendo en círculos… y cuidado, porque sueltan lágrimas de cocodrilo.

El mantenido

5

Viven de sus padres para luego vivir de su pareja y al final de sus hijos. Es el típico hombre tacaño y conformista, que se dirige al baño de un restaurante cuando la cuenta llega a la mesa o te pide que le ayudes con el taxi de regreso porque él ya pagó el de vuelta.

Si bien se llama mantenido, no significa que estará en casa echado mientras tú trabajas y sostienes el hogar. No, eso ocurre en las películas e historias dramáticas. El verdadero hombre mantenido tiene estrategias, que incomodan y causan una rabia terrible. ¿Recuerdas a Alan Harper, de Two and a Half Men? Pues allí lo tienes.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain