Día Mundial del Sueño: 5 errores de alimentación que no te dejan dormir (literalmente)

Hoy es el Día Mundial del Sueño y, sobre todo si has sufrido insomnio, debes saber que dormir es un tesoro que nos ayuda a conservar la salud, mantener el equilibrio hormonal, combatir enfermedades y conservar el bienestar

domir

Dormir bien es fundamental para el bienestar. / Foto: Unsplash

Una buena noche de buen sueño es muy valiosa, especialmente para quienes tienen problemas para dormir y descansar. Hoy, que es el Día Mundial del Sueño, recordamos que dormir bien nos ayuda a conservar la salud y el bienestar, a prevenir la enfermedad y a equilibrar la química hormonal. Según los expertos, los siguientes son cinco errores de la alimentación que no te dejan dormir (literalmente) y que debes evitar horas antes de ir a la cama.

Yoga en la cama

3 posturas fáciles de yoga para hacer en la cama e iniciar bien el día

Consumir mucha cafeína o azúcar

1

Los efectos de la cafeína sobre el sueño pueden reflejarse incluso seis horas después de haberla consumido. La cafeína es un estimulante que impide que el cerebro registre las señales de sueño y que puede interferir en el ritmo circadiano.

Además, el café no es el único villano: la cafeína también está contenida en muchos refrescos, el chocolate, el té y las bebidas energéticas. El azúcar es también un estimulante que puede mantener nuestro cerebro alerta en las horas que destinamos a dormir. Si necesitas evitar el azúcar en la cena, te contamos qué frutas con poca azúcar sí puedes comer por las noches.

Cenar demasiado

2

Una comida muy abundante, grasosa y pesada antes de dormir es la mejor forma de condenarte a una noche de insomnio. Cuando cenas abundantemente menos de dos horas antes de ir a la cama, tu organismo estará ocupado en digerir la comida durante la noche, no en dormir. Además, la grasa tarda más en digerirse. Lo mejor es cenar dos horas antes de dormir y luego tomar una caminata, o bien, cenar un refrigerio ligero.

Cenar demasiado también puede ser un reflejo de que no comiste suficientes calorías durante el día y tu cuerpo necesita recuperarse por la noche. Para descansar mejor y evitar otras complicaciones de salud, es mejor que consultes con un experto en nutrición para equilibrar tu alimentación durante las horas activas del día.

Los picantes

3

La comida muy condimentada o con picante puede ser muy tentadora para la hora de cenar: un buen platillo hindú, comida tailandesa o mexicana son algunas de las opciones más socorridas para un viernes por la noche. Pero la comida picante y condimentada puede generar acidez estomacal, malestar y reflujo que no te dejarán pasar la noche en paz.

Demasiada agua o líquidos

4

Despertar dos o tres veces para ir al año durante la noche es algo común para muchas personas y quizá no te preocupe, pero a largo plazo esas interrupciones tienen consecuencias en tus hábitos de sueño y en tu bienestar general. Para evitarlo, no consumas demasiados líquidos una hora antes de ir a dormir, ya sea agua, té o cualquier tipo de bebida. Si el problema persiste a pesar de no consumir líquidos por la noche, tal vez debas consultar a tu médico.

Beber alcohol

5

Si bien una o dos copas de vino puede ayudar a conciliar el sueño, beber alcohol en exceso puede tener efectos contrarios. Beber en exceso antes de ir a la cama interrumpe los ciclos naturales de sueño profundo, puede obligarnos a levantarnos varias veces durante la noche para ir al baño y causarnos otros malestares como dolor de cabeza que no son lo mejor para descansar. Es mejor no beber alcohol unas horas antes de dormir y no consumirlo en exceso. Por cierto, ésta es la mejor bebida para curar la resaca según la ciencia.

En esta nota

dormir bien mejorar tu bienestar prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain