Pros y contras de implementar una dieta basada en plantas para los niños

Los requerimientos de la dieta infantil para lograr una buena nutrición y mantener la salud son distintos a los de un adulto. Los niños requieren porciones adecuadas de verdura, cereal, vegetales y legumbres, pero también otros nutrientes fundamentales

dieta basada en plantas

La dieta basada en plantas puede ser muy buena para los niños. / Foto: Pixabay

Para empezar hay que decir que una dieta basada en plantas no es lo mismo que una alimentación vegana, y que para que la dieta infantil proporcione el alimento necesario para mantener la salud y la buena nutrición, requiere un equilibrio de verduras, cereales, legumbres y otros nutrientes. Los expertos opinan que hay pros y contras de la dieta basada en plantas para los niños. Estas son algunas de sus opiniones.

Los pros de la dieta basada en plantas

Lisa Patel, profesora y pediatra de Stanford, así como Jennifer Hyland, experta en nutrición pediátrica, explicaron a Well and Good que una alimentación basada en plantas es excelente para los niños, pues el organismo infantil requiere mucho menos carne de la que la mayoría de los adultos piensan.

En general, el hecho de que incluya más verduras en las comidas que otros estilos de alimentación, es fundamental, pues el 90 por ciento de las personas en Estados Unidos, niños y adultos, no comen suficientes verduras en su dieta y el 80 por ciento tampoco consumen suficiente fruta. Según las pautas alimentarias vigentes en EE.UU., los niños de 2 a 18 años deben comer de una a dos tazas y media de verduras y de una a dos tazas de fruta al día.

¿Dieta vegetariana, vegana o basada en plantas?

A diferencia del veganismo y el vegetarianismo, una dieta basada en plantas es flexible y permite el consumo de carnes, lácteos y huevos de vez en cuando, pero se centra en comer vegetales, cereales y legumbres.

El veganismo, tan de moda en los últimos años, evita todo producto de origen animal, incluso en otros productos de consumo además de la comida, como productos de higiene, belleza y de uso personal. El vegetarianismo puede permitir el consumo de lácteos y/o huevos, pero no el consumo de carne.

¿Y la proteína?

frutas verduras
El equilibrio en la alimentación es fundamental. / Foto: Pixabay

Si tu preocupación es la proteína, la doctora explicó a la publicación que “para los niños pequeños, si beben dos tazas de leche al día y solo comen un poco de carne, se satisfacen sus necesidades de proteínas”. Además hay otras fuentes de proteína que no son de origen animal, como nueces, semillas, frijoles, legumbres y tofu, que “son excelentes fuentes de proteínas para los niños”, agregó.

Las especialistas aseguran que, mientras la dieta esté equilibrada en carbohidratos, fibra y grasas, además de vegetales y frutas, no hay motivo de preocupación. En cuanto a los cereales es mejor elegir los integrales y evitar siempre los alimentos altamente procesados y azucarados.

Los contras de la dieta basada en plantas

Es necesario considerar que algunos nutrientes están presentes en la carne o el pescado, o bien, en alimentos expresamente fortificados. Tal es el caso de la vitamina B12, la vitamina D y el hierro. Si se consume carne o pescado un par de veces a la semana, los requerimientos de vitamina B12 y hierro de un niño estarán cubiertos. Los huevos y lácteos brindarán la vitamina D. Pero si se evitan los productos de origen animal será necesario recurrir a suplementos alimenticios prescritos por un pediatra.

En esta nota

dieta saludable salud infantil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain