¿Sirve tomar vitamina D para protegerse contra COVID-19? Un experto responde

La vitamina D ayuda a los huesos a absorber el calcio y se produce principalmente con la exposición al sol, pero mucho se ha dicho que puede prevenir el contagio de coronavirus. ¿Es verdad?

vitamina d

La mejor manera de consumir vitamina D es con una dieta equilibrada. / Foto: Pixabay

Desde que inició la pandemia de coronavirus mucho se ha dicho sobre los suplementos alimenticios y cómo podrían ayudar a prevenir la enfermedad. Tal es el caso de la vitamina D, de la que se dice que sirve para protegerse contra COVID-19. Nuestro cuerpo produce vitamina D principalmente cuando nos exponemos al sol y nos ayuda a fijar el calcio en los huesos. ¿Sirve tomarla como suplemento para evitar la infección? Un experto responde.

Qué dice la ciencia

Si bien algunas investigaciones han encontrado un vínculo entre los pacientes con niveles bajos de vitamina D y la gravedad de COVID-19, no hay evidencia científica concluyente de que consumir este nutriente mediante suplementos pueda ayudar a evitar la enfermedad o reducir los síntomas.

El doctor Keith Roach, profesor  del Weill-Cornell Medical College y del New York Presbyterian Hospital, aclara la cuestión en su columna de preguntas y respuestas: “Los estudios grandes no han podido demostrar mucho beneficio en la suplementación rutinaria de vitamina D, y en este momento debe usarse sólo para personas con niveles bajos de vitamina D”.

¿Qué son los niveles bajos de vitamina D?

vitamina D
La suplementación debe ser vigilada por un médico. / Foto: Unsplash

De acuerdo con MedlinePlus, una persona que no consume suficiente vitamina D a través de los alimentos, que no se expone suficiente al sol, que consume medicamentos que pueden interferir con la absorción natural de esta vitamina en el cuerpo o que tiene alguna condición de hígado o riñones que le impide aprovecharla, puede sufrir deficiencia de vitamina D.

Particularmente los bebés que consumen leche materna, los adultos mayores, las personas de piel oscura, o con obesidad, osteoporosis, con bypass gástrico o que sufren enfermedad de Crohn o celiaquismo están en mayor riesgo.

Cuando se sospecha que existe deficiencia de vitamina D, es necesario realizar pruebas clínicas de detección. “Cuando los niveles de vitamina D son bajos, la suplementación es apropiada. La mayoría de los expertos usan 600-2,000 UI para el tratamiento”, especifica el doctor Roach.

¿De dónde se obtiene naturalmente la vitamina D?

La mejor manera de consumir suficiente vitamina D es a través de una alimentación equilibrada. Algunos alimentos son ricos en vitamina D, como:

  • El queso.
  • Los hongos.
  • La yema de huevo.
  • Los pescados grasos como salmón, atún y caballa.
  • El hígado de res.
  • Alimentos fortificados como leche, cereales de desayuno, yogurt, bebida de soya o jugo de naranja.

Otra forma de activar la vitamina D en nuestro cuerpo es tomar el sol durante 15 minutos al menos tres veces por semana, pero es necesario tener precauciones como usar protector solar con un factor mínimo de 30 y evitar la exposición entre las 12 y las 17 horas, cuando los rayos ultravioleta suelen ser más intensos.

¿Entonces cuánta vitamina D debería consumir diariamente?

El doctor Roach es enfático en que tomar vitamina D diariamente no es necesariamente lo mejor: “Aunque algunos estudios han encontrado una asociación entre niveles bajos de vitamina D y peores resultados con COVID-19, el tratamiento con vitamina D en personas con COVID-19 hasta ahora no ha demostrado ser útil. Los estudios están en curso”, así que “no recomendaría más que la suplementación de rutina para tratar o prevenir la deficiencia de vitamina D”.

El experto aclara que “es poco probable que una dosis de 600-1,000 UI diarias sea dañina y posiblemente ayude”, pero la toxicidad debida al exceso de vitamina D puede ocurrir cuando se consumen más de 8,000 UI diarias. “En mi opinión, las dosis superiores a 2000 deben basarse en la medición de los niveles en sangre”, especifica.

Consumir vitamina D en exceso puede causar vómitos, náuseas, falta de apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso, pero también puede dañar los riñones y elevar los niveles de calcio en la sangre, lo que puede a su vez alterar el ritmo cardíaco.

En esta nota

coronavirus dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain