Hijos adolescentes: 8 signos de alerta de que necesita tratamiento psicológico

Con el aporte de la doctora Iratxe López, psicóloga clínica especializada en terapia de niños y adolescentes, te guiamos en los signos de alerta que indican que tu hijo necesita un tratamiento psicológico

Señales para saber si tu hijo necesita a un psicólogo

Siempre que puedas, intenta conversar con tu hijo o hija para exteriorizar sus emociones, y dependiendo de los resultados, hazle entender que la terapia psicológica es para su bienestar. Crédito: Shutterstock

Una investigación reciente de la Academia Americana de Pediatría (AAP) demostró que las tasas de adolescentes que acuden a salas de emergencia con pensamientos suicidas continúan acelerándose. Ya en 2016, incluso mucho antes de la pandemia del COVID-19, Estados Unidos registró un aumento del 59% en las visitas de jóvenes a distintos hospitales.

De acuerdo al estudio, publicado en la revista Pediatrics, entre 2016 y 2021 también hubo un incremento del 60% en las hospitalizaciones de adolescentes, por enfermedades mentales graves, uso de sustancias prohibidas, ansiedad y depresión.

Debido a estas preocupantes cifras, es fundamental que priorices las necesidades de tratamiento psicológico temprano para tus hijos adolescentes. Entre los 5 y los 19 años, edades registradas en la investigación, ellos atraviesan por un sinfín de cambios y situaciones que arrojan signos de alerta.

Tu misión en este caso es aprender a identificar esas señales, de modo que puedas actuar a tiempo y que el adolescente reciba la ayuda psicológica pertinente.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Con el aporte de la doctora Iratxe López, psicóloga clínica de origen español, y que se especializa en terapia de niños y adolescentes, te guiamos en algunos de los signos que confirman que tu hijo es candidato a un tratamiento psicológico. La terapia puede ayudarlo a enderezar sus emociones y exteriorizar aquello que le molesta o le incomoda, minimizando los riesgos de autolesiones.

Cómo saber si tu hijo adolescente necesita tratamiento psicológico

Cambia sus amistades abruptamente

1

Por lo general, los jóvenes forman círculos de amigos que perduran en el tiempo, gracias a la escuela y otros escenarios para compartir. Si tu hijo cambia abruptamente de grupo, pasando a otros del que no tienes mucha información, algo está ocurriendo.

Si no te gustan los amigos de tu hijo, te indicamos qué puedes hacer para cuidarlo sin perder su confianza, pero también evalúa las posibilidades de una terapia psicológica donde exprese por qué quiso cambiar de amigos.

No come

2

Es uno de las señales más claras para considerar una visita al psicólogo, porque la falta de apetito en los adolescentes es prácticamente un “sinónimo” de tristeza, ansiedad o depresión.

Además, tu hijo adolescente también podría estar atravesando por un trastorno alimentario. Sin embargo, este tipo de afecciones también puedes detectarlas.

Se aísla en su habitación

3

También ocurre cuando está triste, enojado o se siente solo, y lo más “sensato” que decide es aislarse en su habitación. Por más que te diga que le dejes en paz, tu hijo está pidiendo ayuda y una terapia psicológica sería lo más pertinente.

Valora además la posibilidad de que tu hijo esté pasando por un desamor juvenil o tal vez sea adicto a la masturbación, lo que le incita a encerrarse en su habitación.

Se vuelve rabioso

4

Cualquier situación emocional que me incomode puede volver rabioso a tu hijo, asegura la doctora Iratxe López. Sin embargo, existe una gran diferencia entre sentir molestia por una causa aparente a desarrollar ataques de ira.

Si notas que tu hijo tiene constantes episodios dónde demuestra rabia, frustración o intolerancia, una pronta visita al psicólogo es lo más pertinente.

No comparte familiarmente

5

Este signo está muy asociado al del aislamiento, ya que tú hijo puede empezar a perder el sentido del compartir familiar y las habilidades para socializar.

Procura invitarle a algunas actividades familiares, incítale a conversar sobre temas que generalmente le agradan y trata de llevarlo a una zona de confort. Si a pesar de ello, no quiere compartir, es momento de acudir al psicólogo para identificar qué es lo que está ocurriendo.

Obtiene malas calificaciones

6

Esta situación puede ocurrir por múltiples motivos: los conflictos dentro del hogar, problemas con sus compañeros de escuela, incluyendo el bullying’, y desmotivación por una situación emocional que me aflige.

Le ves llorando con frecuencia

7

Aunque los adolescentes son emocionales y viscerales, no es normal que le veas a tu hijo o hija llorando con frecuencia. Trata de acercarte estratégicamente para que te cuenta qué le sucede, priorizando la confianza y que no vas a juzgarle.

Acceda o no a la conversación, también puedes proponerle y convencerle de tener una visita con el psicólogo.

Consume contenido nocivo y/o agresivo

8

Si detectas que tu hijo consume pornografía, videos indebidos en redes sociales, juegos llenos de violencia o que incitan a adicciones y agresiones, es conveniente que programes una cita con el psicólogo.

No le suspendas abruptamente los juegos, pero sí trata de controlarle los horarios y verificar si padece cambios de humor, aconseja la doctora Iratxe López.

A los adolescentes no les gusta sentirse vigilados ni presionados, ya que en lugar de controlarlos, correrás el riesgo de perder su confianza. Muévete con mucha estrategia para detectar las señales que indican que necesita un psicólogo y tampoco le impongas la terapia, sino que la asuma.

En esta nota

crianza de los hijos salud infantil

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain