No me gustan los amigos de mi hijo adolescente: qué hago para cuidarlo sin perder su confianza

De la mano de la doctora Ana Roa, psicóloga infantil experta en educación emocional, te ofrecemos algunos tips valiosos para proteger a tu hijo adolescente si no te gustan sus amigos, sin que se enoje y sin perder su confianza

qué hago si no me gustan los amigos de mi hijo

Es importante que, sin pruebas reales, no cuestiones ni juzgues a los amigos de tu hijo, porque podría perderte la confianza. Crédito: Shutterstock

Aunque parezca increíble, hay adolescentes que tienen un imán para conseguirse amistades que representan una mala influencia, sin embargo, por la falta de experiencia tu hijo podría caer en esas “trampas” y allí es donde debes actuar. Pero ojo, si no te gustan sus amigos y quieres cuidarlo, también estarías arriesgando su confianza, así que procede con precaución.

De la mano de la doctora Ana Roa, psicopedagoga y psicóloga infantil experta en educación emocional, te ofrecemos algunos tips valiosos para proteger a tu hijo adolescente de las malas amistades, sin que se enoje, se sienta vigilado y sin que deje de confiar en ti.

Por más que se comporten como amigos, si notas comportamientos extraños en tu hijo es que podría estar siendo víctima del bullying. También te compartimos 7 señales de alerta y detectarlo a tiempo.

5 consejos para cuidar a tu hijo adolescente si no te gustan sus amigos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Trata de estar lo más presente que puedas

1

Así sea por unos minutos, haz presencia frente a los amigos de tu hijo, sobre todo si alguno te da mala espina. Mira rostros, analiza su forma de vestir, escucha el vocabulario que emplean, los temas de conversación.

Cada segundo que estés presente es valioso y márchate cuando pudieras estar invadiendo el espacio de tu hijo. Al menos ya les quedará claro que no eres de esos padres confiados.

Conócelos para extraer información vital

2

Si está en tus posibilidades ofrécele un “mucho gusto” a algunos de sus amigos y haz preguntas cortas. “¿Cómo estás?” “¿Qué tal la familia?”, “¿Te gusta el fútbol?”.

Según explica la psicóloga Ana Roa, la idea es que extraigas información vital sin dar la impresión que estás investigando.

La clave está en cómo respondan, el tipo de detalles que ofrecen, los gestos y especialmente cómo se sienten con tus preguntas. Si le notas incómodo por el simple hecho de hablar contigo, mantente alerta.

Es mejor en casa que quién sabe dónde

3

Por más que no te gusten sus amigos, cuando tu hijo te pregunte si puede invitarlos a casa, lo recomendable es que aceptes. Es mejor tenerlos en tu territorio, cerca y donde puedas supervisarlos.

Allí podrás aprovechar para conocerlos mejor y poner atención en los detalles. Si están en su cuarto, siempre toca la puerta, ofrece unos snacks o invítales a la mesa a compartir una comida. No se trata de lo amable que seas, sino de lo estratégica que puedas ser para ver qué clase de amigos son.

Tampoco impongas reglas en casa, a menos que sucedas situaciones que no debas permitir, como que se encierren en su cuarto. Pero no abuses de las normas, porque probablemente no vuelvan.

"Me agrada, pero…"

4

Siempre que te veas en la necesidad de hacerle un comentario a tu hijo sobre alguno de sus amigos inicia con algo positivo. “Me agrada”, “me parece buena persona”, “siento que es buena onda” y allí clavas el “pero” para ofrecer no una crítica, sino una inquietud.

La clave de que te expreses de esa forma le indica a tu hijo que no estás criticando ni juzgando, sino saciando una curiosidad. En ese contexto es mucho más probable que tu hijo sea abierto contigo.

Hazle saber a tu hijo que allí estarás, pero que respetarás su espacio

5

¡Fundamental! Es importante que tu hijo sepa que no está solo y que no eres tonto. Que en pleno 2022 sabes cómo “se bate el cobre” y que estarás presente para cualquier situación en la que necesite ayuda.

Sin embargo, también dile que siempre respetarás su espacio. La idea es que entienda que puede contar contigo si uno de sus amigos le invita a hacer algo indebido.

Aplica estos consejos en caso de que no te gusten los amigos de tu hijo y no tengas suficiente información sobre ellos. Pero si confirmas que tienen mala conducta, le manipulan e incluso pudieran llevarlo a actos ilícitos, es recomendable que cortes la amistad explicando cada uno de los motivos. En estos casos también es vital que obtengas la asesoría de un psicólogo o asesor infantil.

En esta nota

crianza de los hijos

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain