Cómo preparar bien un té para aprovechar sus beneficios

Un estudio publicado por el Instituto de Tecnólogos de Alimentos en el Journal of Food Science, la temperatura del agua y el tiempo de remojo de tu brebaje juegan un papel importante en la cantidad de acción antioxidante que realmente se obtiene de él

preparar el té

Remoja el té verde en agua fría durante al menos dos horas, la extracción prolongada de té verde con este método produjo la mayor actividad de eliminación de radicales libres. Crédito: Shutterstock

El té es una bebida con muchos beneficios para tu salud y bienestar, pero debes saber cómo prepararlo de la manera adecuada para aprovecharlo, te decimos cómo.

De acuerdo con un estudio publicado por el Instituto de Tecnólogos de Alimentos en el Journal of Food Science y reseñado por Eat This, Not That!, la temperatura del agua y el tiempo de remojo de tu brebaje juegan un papel importante en la cantidad de acción antioxidante que realmente se obtiene de él.

Los autores del estudio probaron dos marcas de té blanco, negro y verde, preparados tanto fríos como calientes, con tiempos de remojo cortos y prolongados, ya que los métodos para preparar esta bebida varían en todo el mundo y según los tipos de té.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Con la intención de medir los antioxidantes de flavonoides, polifenoles y catequinas, así como la actividad y el poder de eliminación de radicales libres del té (elementos que los investigadores han atribuido a los beneficios para la salud de la bebida).

Cómo preparar correctamente el té verde

Si se tiene que jerarquizar el té con mayores propiedades antioxidantes, puntea el té verde.

Ahora, sorprendería saber que la mejor manera de preparar este té es al frío, y con esto no nos referimos a enfriar el té después de hacerlo caliente, no. Sino al frío, en agua fría, ¿cómo?

Remoja el té verde en agua fría durante al menos dos horas, la extracción prolongada de té verde con este método produjo la mayor actividad de eliminación de radicales libres.

Sin embargo, no significa que el método tradicional sea malo de plano, solo asegúrate de no dejar tu té sumergido en el agua caliente por más de cinco minutos.

Los flavonoides del té fueron más o menos los mismos después de que se sumergieran en agua caliente durante cinco minutos o dos horas.

En síntesis: La capacidad antioxidante del té verde depende del tiempo y la temperatura.

Cómo preparar correctamente el té blanco

Los autores del estudio notaron que los tés remojados durante 2 horas tenían más antioxidantes que aquellos que solo se habían remojado durante 5 minutos, independientemente de la temperatura.

Es decir, elige el método que más te guste, frío o caliente, pero cuanto más tiempo repose el té blanco, más antioxidantes beberás.

Cómo preparar correctamente el té negro

Cuanto más tiempo se sienta el té negro en agua caliente o fría, más antioxidantes pierde. Los investigadores señalaron que el té negro mostró su mejor actividad antioxidante después de una extracción con agua caliente de 5 minutos.

En pocas palabras, no lo dejes reposar demasiado tiempo.

También te puede interesar:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain