Viruela del mono: el virus sigue presente en el semen, semanas después de recuperarte, encuentra estudio

El hallazgo del virus de la viruela del mono en el semen indica que el contacto sexual con eyaculación es una vía de infección bastante alta. Sin embargo, no está considerada como una enfermedad de transmisión sexual

Descubren que la viruela del mono sigue en el semen semanas después

Los expertos en salud pública aún se dedican a conocer el curso de la viruela del mono, que también continúa arrojando sorpresas. Crédito: Shutterstock

Mientras aumentan los casos por viruela del mono, esta enfermedad sigue arrojando detalles preocupantes. Una investigación reciente, publicada en el British Medical Journal (BMJ), ya había descubierto 2 nuevos síntomas en las partes íntimas de pacientes infectados, pero ahora, otro estudio mostró que el virus puede permanecer en el semen por varias semanas después de la recuperación.

De acuerdo al informe investigativo, difundido en la revista Lancet, los hallazgos indican que el contacto sexual y la eyaculación son dos métodos de infección con altas probabilidades.

“La eliminación prolongada del ADN del virus de la viruela del simio puede ocurrir en el semen de los pacientes infectados durante semanas después del inicio de los síntomas”, dijo la doctora Francesca Colavita, científica del Laboratorio de Virología del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas ‘Lazzaro Spallanzani’ (IRCCS), en Italia.

Los expertos en salud pública han insistido en que la viruela del mono no es una enfermedad de transmisión sexual, por lo que cualquier persona puede contraerla a través del contacto con lesiones en la piel, fluidos corporales, gotitas respiratorias, e incluso materiales contaminados, como la ropa de un paciente infectado.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también expusieron anteriormente una serie de normas para tener relaciones sexuales sin riesgo de infección.

Y aunque todo apunta a que sí es posible, el contagio de la viruela del mono por medio de fluidos genitales continúa bajo investigación.

La viruela del mono se halló en el semen de 11 de 14 pacientes, según el estudio

La reciente investigación se enfocó en un hombre de 39 años, que viajó a Austria en mayo, y a quien le detectaron el virus de la viruela del mono en muestras de semen recolectadas entre 5 y 19 días después del inicio de los síntomas.

Sin embargo, hay algunos detalles que podrían cambiar el curso de los resultados. En primer lugar, la persona informó que en el mes de abril mantuvo relaciones sexuales sin condón con varias parejas masculinas, incluyendo además una trabajadora sexual.

Y en segundo lugar, el paciente estaba infectado por el VIH. Otro punto a analizar es que informó haber recibido una dosis de vacunación contra la viruela del mono, pero hace unos 30 años, y no ha recibido algún tratamiento para su infección actual.

Entre sus síntomas, presentó: fiebre, seguida de la aparición de lesiones agrupadas en el ano y lesiones únicas en la cabeza, tórax, piernas, brazos, manos y el pene.

El equipo también detectó el virus de la viruela del mono en muestras de semen de 11 de 14 pacientes (el 79%) y aisló virus vivos y con capacidad de replicación de dos pacientes con VIH.

La combinación del VIH con la viruela del mono podría ser una clave

Si bien la transmisión de la viruela del simio durante la actividad sexual “podría ser una ruta viable y reconocida”, dijo la doctora Francesca Colativa, también apuntó que la combinación infecciosa de este virus con el VIH es una clave que requiere un análisis más detallado.

“Dado que el paciente era un infectado por el VIH, no podemos excluir por completo la posibilidad de un efecto de la desregulación inmunitaria crónica asociada al VIH en la eliminación prolongada del virus de la viruela del simio en el semen”, explicó la experta.

Cabe destacar que el ADN del virus no se detectó en muestras de orina y sangre, pese a que sí estaba presente en el semen, lo que resta fuerza a la posibilidad de una contaminación cruzada.

En esta nota

Viruela del Mono

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain