Perforar las orejas de tu hija para poner aretes: 4 cosas que debes saber antes de hacerlo

Que si su piel es muy delicada, que si cuál es la razón para someterla a una perforación, que parecerá un varón si no lo haces, son algunos de los argumentos a favor y en contra de poner aretes a las niñas apenas nacen. Te decimos 4 cosas que debes saber antes de hacerlo

Perforar las orejas hija, bebé, Estar Mejor

Debes evitar las pistolas perforadoras. No son seguras ni para niños ni para adultos. Son aparatos reutilizables que pueden poner a tu hijo en contacto directo con la sangre y los fluidos corporales de clientes anteriores. Crédito: Shutterstock

Perforar las orejas de tu hija al nacer para poner aretes se ha convertido en todo un dilema. Aquí te decimos cuatro cosas que debes saber antes de hacerlo.

Que si su piel es muy delicada, que si cuál es la razón para someterla a una perforación, que parecerá un varón si no lo haces, son algunos de los argumentos a favor y en contra de poner aretes a las niñas apenas nacen.

Lo primero, es que muchos médicos y expertos en perforaciones coinciden en que las niñas no deben perforarse antes de que puedan decidirlo por sí mismas, reseñó Parents.

Recomiendan evitar la perforación de bebés y niños pequeños debido a que no pueden manejar las responsabilidades de limpieza, ni enfrentar la decisión física, mental y emocionalmente.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Por lo que esperar que tu hija pueda manifestar la voluntad de querer ponerse aretes de perforación es una opción. Además de acompañarla a gestionar las emociones y responsabilidades que conlleva.

Lo siguiente es seleccionar el material que sea seguro para la perforación. Esto hace referencia a la biocompatibilidad de las piezas de los aretes.

Se trata de joyas que no se empañen ni oxiden, y que no reaccionen con la piel mientras el cuerpo asimila la perforación. Los mejores materiales son acero inoxidable, titanio grado implante, oro, niobio y vidrio.

Asimismo, debes evitar las pistolas perforadoras. No son seguras ni para niños ni para adultos. Son aparatos reutilizables que pueden poner a tu hijo en contacto directo con la sangre y los fluidos corporales de clientes anteriores.

Las pistolas perforadoras funcionan mediante un traumatismo por fuerza contundente, y la longitud y/o el perno que se usa en una pistola perforadora no es apropiado para todos. Las consecuencias pueden derivar en infecciones, irritaciones, transmisión de enfermedades por patógenos en la sangre, entre otros.

Una vez realizada la perforación deben evitar tocar el área, si es posible. Si requieren tocar los aretes para limpiarlos, primero deben lavarse las manos con un jabón suave.

Seguidamente, el área debe enjuagarse con una solución salina y/o limpiarse con el mismo jabón sin colorantes ni fragancias.

Este proceso de higiene debe realizarse de dos a tres veces por día. Ten presente que no es recomendable mover el arete, mucho menos sacarlo.

Las costras se formarán por un proceso natural de cicatrización, si mueves la pieza el cuerpo de tu hija deberá volver a cicatrizar y formar otro recubrimiento.

Sigue leyendo:

En esta nota

crianza de los hijos

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain