Tener relaciones sexuales por primera vez: cuáles son los cambios más comunes que puedes experimentar en tu cuerpo

De la mano de expertos, te contamos cuáles son las sensaciones o alteraciones físicas y emocionales que se producen en tu cuerpo tras sostener relaciones sexuales por primera vez

Tener relaciones sexuales por primera vez

Recuerda que al ser tu primer acto sexual, es fundamental que te sientas cómoda, dispuesta y protegida. Crédito: Freepik

Al tener relaciones sexuales por primera vez o “perder la virginidad”, como muchos le llaman al hecho, se produce un antes y después en tu vida. Después de este encuentro donde entregas tu cuerpo a tu pareja sexual, se producen una serie de cambios no solo físicos, sino también emocionales, dependiendo del contexto en que ocurre la intimidad.

Recuerda que al ser tu primer acto sexual, es fundamental que te sientas cómoda, dispuesta y protegida de un embarazo no deseado o de una infección. De la mano de expertos, te contamos cuáles son las sensaciones o alteraciones que se producen en tu cuerpo tras tu primera experiencia de coito vaginal.

Los 4 cambios que ocurren en tu cuerpo tras tener relaciones sexuales por primera vez

La sensación vaginal

1

Aunque para muchos forma parte de un mito, algunos expertos y mujeres que lo han experimentado afirman que hay una sensación distinta en la vagina luego de tener relaciones sexuales por primera vez. El órgano genital se siente un poco más ensanchado e incluso con mayor elasticidad.

De acuerdo al portal Flo, esto podría ser una sensación momentánea, debido a la ruptura del himen y por supuesto a la abertura causada por el entrada y salida del pene. Sin embargo, esto no altera la formación y funciones físicas de tu vagina.

Es importante que durante la primera experiencia sexual haya una correcta lubricación, ya que de lo contrario puede haber incomodidad, una fricción dolorosa y hasta un desgarro. En caso de que haya problemas para lubricar, lo mejor es asistir al médico para conocer cuáles son los inconvenientes.

Ligero crecimiento de tus pechos

2

Esto tiene que ver con el flujo sanguíneo de tu cuerpo, el cual se ve elevado y beneficiado por la excitación sexual, es decir, la liberación de hormonas.

Si notas que tus tejidos mamarios lucen algo inflamados es completamente normal.

Sensibilidad en los pezones

3

Otro cambio o sensación en tu cuerpo que proviene de la circulación sanguínea, que al ser mayor en el área de los pezones aumenta la sensibilidad en ellos. Esta sensación es temporal y a medida que continúas sosteniendo relaciones sexuales con tu pareja, desaparecerá y se normalizará.

Las hormonas te aferran a tu pareja sexual

4

Esto es algo natural, femenino y hasta noble, pero vale destacar que también le ocurre a muchos hombres al tener relaciones sexuales por primera vez.

¿Hasta notado que luego de tu debut en la sexualidad sientes un apego emocional hacia tu pareja? Aunque podrías asocionarlo a las “maripositas del estómago”, una sensación de mayor enamoramiento o como quieras calificarlo, la realidad es que se trata de un mix hormonal que está arrojando “fuegos artificiales” en tu organismo.

Durante tu episodio sexual, tu cerebro está liberando la dopamina y oxitocina y esta última es conocida como la “hormona del amor” o “de los mimos”. Cuando estos neuroquímicos se combinan crean un efecto que repercute en esa sensación de confianza y fuerte vínculo hacia tu pareja sexual.

Lo recomendable en este escenario es que sostentas tu primer encuentro sexual con un hombre de confianza, interesado en tus emociones y sobre en tu bienestar. De lo contrario, podrías sentir un dolor sentimental bastante grande, causado precisamente por ese mix hormonal.

También te puede interesar: Relaciones sexuales: 5 mitos que distorsionan tu forma de ver la sexualidad y te alejan del placer

En esta nota

sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain