Coronavirus: el 83% de los casos de COVID-19 en Estados Unidos ya son por la variante Delta, según los CDC

La doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, ofreció las cifras desde el Senado. Expresó que cada muerte por la variante Delta "es más trágica" cuando hay vacunas que podrían prevenirla

variante Delta

El 48.7% de los adultos en EE.UU. están completamente vacunados, y el 56.2% registra una sola dosis. Crédito: Yoav Aziz | Unsplash

El Coronavirus no da tregua. Desde finales de mayo hasta el 3 de julio, la variante Delta pasó del 3% al 57.6% de los casos totales por COVID-19 en Estados Unidos. Y tan solo 17 días después, ahora representa el 83% de las infecciones en el país, un dramático aumento que informaron este martes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, se pronunció ante el Senado y señaló que aproximadamente dos tercios de los condatos de Estados Unidos han vacunado a menos del 40% de sus residentes. “Esto permite la aparición y la rápida propagación de la variante Delta, altamente transmisible”, declaró la funcionaria, según reseña CNBC.

También destacó el aumento de muertes por COVID-19, a causa de los desenfrenados números que muestra la peligrosa cepa. En este sentido, precisó que la tasa de decesos se elevó en un 48% durante la semana pasada, lo que promedia 239 fallecimientos por día. De acuerdo a la Universidad Johns Hopkins, EE.UU. suma más de 609 mil muertes desde que inició la pandemia.

“Cada muerte es trágica e incluso más desgarradora cuando sabemos que la mayoría podrían prevenirse con una vacuna”, expresó la doctora Walensky.

Por su parte el doctor Anthony Fauci, asesor médico en jefe de la Casa Blanca, insistió desde el Senado en la poderosa transmisibilidad de la variante Delta. “Es una capacidad extraordinaria y mucho más allá de cualquiera de las otras mutaciones que hemos experimentado hasta ahora”, afirmó el epidemiólogo.

Investigaciones pertinentes sobre la variante Delta del Coronavirus

Como ya han sugerido una gran cantidad de expertos en salud pública, infectólogos y epidemiólogos, la evidencia actual indica que la dosis completa de una vacuna contra COVID-19 es muy eficaz para prevenir los síntomas graves, hospitalizaciones y traslados a la UCI.

Sin embargo, nuevas investigaciones ya demostraron que si bien hay un menor riesgo a resultados negativos, la variante Delta sí puede causar afecciones severas en pacientes completamente inmunizados, pero es un porcentaje muy bajo.

Un estudio de la Universidad de Sídney indicó recientemente que “el desarrollo continuo de vacunas” contra el COVID-19 es fundamental para hacer frente a las nuevas variantes del Coronavirus. Por su parte el doctor Ben Cowling, experto en enfermedades infecciosas, afirmó que el antídoto Pfizer/BioNTech es el más efectivo contra la variante Delta. “Es posible que aún puedan infectarse y transmitirla, pero tendrá una infección leve y así es cómo están salvando vidas”, destacó.

Recientemente, la compañía Pfizer propuso a los CDC y a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) la inclusión de una tercera dosis como refuerzo para la inmunidad de los usuarios, sin embargo, ambos organismos rechazaron la idea y afirmaron que de momento los ciudadanos de Estados Unidos no necesitan una inyección adicional. El doctor Cowling también consideró que no era indispensable por ahora, pero asomó que pudiera requerirse en 2022.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain