Marihuana medicinal: aceite de CBD para aliviar el estrés y la depresión

Cuando el componente CBD se integra a un aceite produce relajación física y mental, lo que va reduciendo dolores y malestares psicológicos. Sus verdaderos resultados aún carecen de investigación

aceite de CBD

Una vez que se extrae de la planta, el CBD se diluye en un aceite portador, pudiendo ser de coco, oliva o girasol. Foto: Freepik

“Curalotodo, para todo”, esta es una de las descripciones más atractivas que ha recibido el aceite de CBD, que científicamente se denomina aceite de cannabidiol y que se comercializa en gran escala. Inflamación, dolor crónico y hasta insomnio son algunas de las afecciones que ayudaría este remedio, sin embargo, lo que más llama la atención es el efecto que tendría para el estrés y la depresión.

El cannabidiol es uno de los componentes químicos que se encuentra en la planta de cannabis (marihuana), siendo extraído y agregado a aceites, cremás, líquidos, píldoras e incluso dulces y otros comestibles, reseñó Hemaware.

A diferencia del THC, otra sustancia de la planta, el CBD no actúa como una droga. Según expertos, cuando este ingrediente se integra a un aceite produce relajación física y mental, lo que va reduciendo dolores y malestares psicológicos. Sin embargo, sus verdaderos resultados aún carecen de investigación, puesto que algunos usuarios que lo han consumido afirman no sentir nada.

Institutos de Salud de Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han coincidido en que los efectos del CBD requieren de más estudios, puesto que también se asocia al ‘epidiolex’, un medicamento aprobado en EE.UU. que contiene el componente y que reduce las convulsiones en personas epilépticas.

Por qué el aceite de CBD puede aliviar el estrés y la depresión

De acuerdo a Cuerpo Mente, el aceite de CBD inhibe la transmisión de la señal nerviosa y modula la acción de varios neurotransmisores. En palabras más simples, su acción es similar a la de los medicamentos que contrarrestan los síntomas de ansiedad o los antidepresivos. El mayor beneficio en este caso es que no produce efectos secundarios como la dependencia.

Cuando una persona sufre de ataques de pánico y necesita ser medicada, los especialistas recetan benzodiazepinas, que podrían causar adicción. Sin embargo, el CBD origina otras reacciones como la relajación mental. Precisamente estos son los resultados que la ciencia necesita investigar con profundidad. Incluso cómo es la interacción de este componente con otros medicamentos.

Cómo debe tomarse el aceite de CBD

Una vez que se extrae de la planta, la sustancia se diluye en un aceite portador, pudiendo ser de coco, oliva o girasol. Cabe destacar que el CBD también se consigue en otras presentaciones ya elaboradas, como disuelto en agua, en píldoras, infusión de plantas y cremas.

Según indica el sitio web, la dosis solo debe ser recomendada por un médico con experiencia. Aunque también podrían seguirse las instrucciones del fabricante, no es correcto practicar el autoconsumo.

Earl Mindell, nutricionista canadiense y uno de los mayores expertos en famarcología, señala que una dosis de 2.5 o 5 mg de CBD al día es suficiente, cantidad que puede ir aumentando posteriormente hasta que se perciban los efectos positivos.

El aceite de CBD también tiene un gran inconveniente o “enemigo” y son las ventas engañosas por internet. De acuerdo a un estudio de la Universidad Johns Hopkins, el 69% de 84 productos analizados y comercializados en línea no contienen la cantidad de CBD que se describe. Estos resultados fueron publicados en The Journal of The American Medical Association (JAMA). Por tal motivo es imprescindible ubicar un fabricante que ofrezca números y no promesas.

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain