Bajar de peso te hace menos vulnerable al marketing de alimentos que engordan: estudio

El análisis reveló que al bajar de peso hay una menor receptividad a distintas tácticas de venta como alimentos "light" o subestimar tamaños de comida con versiones "mini" y "extragrande"

marketing de alimentos

El marketing te incluye personas en buen estado corporal comiendo alimentos altos en calorías. Foto: Freepik

Buenas noticias para quienes se proponen mantenerse en forma. Además de todos los beneficios que ofrece para la salud, una reciente investigación comprobó que bajar de peso te hace menos vulnerable al marketing intensivo de alimentos ricos en calorías y pobres en nutrientes.

De acuerdo a los científicos de Canadá y Francia que participaron en el estudio, las mujeres que se someten a la cirugía bariátrica para tratar la obesidad también se liberan del vicio que producen las publicidades de restaurantes en televisión y vallas con promociones de comida.

De acuerdo a Medical News Today, una investigación ya había sugerido que los niños con sobrepeso eran más susceptibles al marketing de alimentos. Sin embargo, había la necesidad de aclarar si existía el mismo vínculo en los adultos con obesidad, lo que arrojó los gratos resultados publicados en el Journal of Consumer Psychology.

Y es que de no ser por el descubrimiento de los científicos, estaríamos en un mundo donde predomina la vulnerabilidad permamente a comer en exceso. “Hubiese sido muy difícil mantener un peso ideal debido a la psicología de las personas, siempre siendo más receptivas al marketing”, analizó Yann Cornil, doctor de la Universidad de Columbia Británica (UBC) en Vancouver, Canadá, y autor principal del estudio.

Para el experto, ahora es muy positivo saber que “después de una pérdida de peso significativa, las personas se vuelven menos atraídas por el marketing de aimentos. Esto hace más sostenible permanecer en un índice de masa corporal más bajo”.

El estudio midió la vulnerabilidad al marketing de alimentos antes y después de bajar de peso

Para obtener las interesantes conclusiones, los estudiosos debieron hacer una comparación de la susceptibilidad a la publicidad de comidas en tres grupos de mujeres con condiciones de sobrepeso distintas, antes someterse a una cirugía bariátrica y luego de esta, con 3, 6 y hasta 12 meses de diferencia.

La prueba consistió en medir la vulnerabilidad de las participantes con tres estrategias de marketing. La primera requería elegir entre bocadillos “saludables” y “no saludables”, pero la realidad indicó que los “saludables” tenían incluso más calorías.

En la segunda estrategia se buscaba conocer cómo omitían el tamaño de las porciones cuando los gramos o centilitros eran modificados (y subestimados) por “mini”, pequeño”, “mediano”, “grande” y “extragrande” Y en la última prueba debían hacer una elección en comidas de distintos tamaños, esta vez sí marcados por gramos o centilitros: 47, 65 y 95 cl.

El análisis reveló que las mujeres con obesidad se vieron persuadidades significamente por cada plan de marketing, a diferencia de quienes tenían un peso moderado.

Sin embargo, el resultado crucial se observó con el tiempo. Las mujeres con obesidad y que lograron bajar de peso a la cirugía bariátrica no fueron más susceptibles a las tácticas de marketing de alimentos, 12 meses después del procedimiento quirúrgico.

marketing de alimentos
Las hamburguesas es una de las comidas con mayores estrategias de marketing, incluyendo sus papas y bebida. Foto: Freepik

Adultos con obesidad en Estados Unidos

Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) mostró un aumento en la prevalencia de obesidad entre los adultos en Estados Unidos. Del 30.5% en 1999-2000 al 42.4% entre 2017 y 2018.

En motivo de que marzo fue el Mes Nacional de la Nutrición, el sitio web de finanzas personales WalletHut arrojó un informe donde enumera las ciudades de Estados Unidos con índices más altos de obesidad. Esto evidencia los números relacionados al estado patológico en medio de la alerta sanitaria por el Coronavirus.

Según el sitio web, los datos abarcan “desde la proporción de adultos físicamente inactivos hasta las tasas de obesidad proyectadas para 2030 y el acceso a alimentos saludables”.

Las ciudades con mayor obesidad de Estados Unidos:

  1. McAllen (Texas)
  2. Memphis (Tennessee)
  3. Baton Rouge (Los Angeles)
  4. Little Rock (Arizona)
  5. Shreveport (Los Angeles)
  6. Birmingham (Alabama)
  7. Jackson (Mississippi)
  8. Mobile (Alabama)
  9. Lafayette (Los Angeles)
  10. Knoxville (Tennessee)
  11. Chattanooga (Tennessee)
  12. Tulsa (Oklahoma)
  13. Augusta (Georgia)
  14. Greenville (Carolina del Sur)
  15. Fayetteville (Arizona)

En esta nota

bajar de peso

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain