6 peligrosas razones por las que NO debes tomar bebidas energizantes

Afecciones cardiacas, renales y hasta trastornos de ansiedad son algunas de las afecciones que pueden desencadenar las bebidas energizantes, de libre comercio y sin especificar en detalle su contenido

peligros de las bebidas energizantes

Hasta 160 gramos de cafeína puede contener una sola lata de bebida energizante. Foto: Unsplash

Las bebidas energizantes se anuncian y comercializan como una especie de “elíxir mágico” que ofrece múltiples beneficios: mejorar el rendimiento físico, mantener el cuerpo activo y aliviar la resaca, entre otras virtudes. Pero detrás de esos maravillosos comerciales “que te dan alas” hay un nuevo estudio que señala los riesgos para la salud al consumirlas regularmente.

De acuerdo a la investigación publicada en la revista BMJ Case Reports, una de las mayores afecciones de tomar bebidas energizantes es la insuficiencia cardiaca, que a su vez puede ser mortal si no recibe el tratamiento adecuado.

Entre los componentes poseen estos productos se encuentra un altísimo nivel de cafeína. Tan solo una lata de bebida energética puede contener hasta 160 miligramos. Y es que precisamente esta droga psicoactiva, como se le conoce científicamente, produce distintos efectos secundarios para el organismo.

Cuáles son las 6 peligrosas razones para NO consumir bebidas energizantes

Insuficiencia cardiaca crónica

1

Una vez que el cuerpo absorbe las grotescas dosis de cafeína, se produce una insuficiencia que va debilitando el corazón y su capacidad para bombear la suficiente sangre, una condición potencialmente mortal si no se trata debidamente.

También eleva la presión arterial y las palpitaciones, siendo la afección más grave que desencadenan las bebidas energizantes.

Insomnio

2

Evidentemente. La adicción a la cafeína produce desequilibrios y trastornos del sueño, lo que va originando un agotamiento que te hace depender aún más de este tipo de productos.

Básicamente se convierte en un círculo vicioso, quizás algo parecido a los spray nasales para las alergias.

Deshidratación

3

Proviene de la falsa creencia de que una bebida energizante nos mantiene hidratados, por lo que dejamos de tomar agua y se produce la deshidratación.

Inquietud y ansiedad

4

Otro afección desencadenante a la cafeína y los trastornos del sueño. Cuando no dormimos adecuadamente podemos sufrir de ansiedad, temblores y mantener una condición anímica inquieta, incluso hiperactiva. Lo más lamentable es que se llega a ajustar como un modo de vida.

Indigestión

5

Las funciones cardiovasculares están muy conectadas con el aparato digestivo, porque nuestro organismo funciona mediante procesos constantes y cotidianos. Esto significa que al sufrir de insuficiencias cardiacas, pueden producirse indigestiones. La cafeína en exceso también ocasiona gastritis.

Insuficiencia renal

6

La afección se desencadena por el consumo de oxalatos, sales que se encuentran en muchas bebidas energizantes, lo que aumenta la probabilidad de desarollar cálculos renales.

A su vez, el sustituir la ingesta de agua por estos productos también eleva el peligro de padecer piedras en los riñones.

peligros de las bebidas energizantes
Expertos advierten que la mayoría de estos productos no describen el nivel de cafeína que contienen y están al alcance de niños pequeños. Foto: Unsplash

Así se obtuvieron los datos del estudio sobre las bebidas energéticas

Para poder comprobar el riesgo de sufrir estas delicadas enfermedades, el equipo de científicos trató con un joven de 21 años que durante aproximadamente dos años llegó a consumir cuatro latas diarias de bebidas energizantes, unos 500 mililitros.

Según reseña The Health Site, el joven experimentó cuatro meses de dificultad respiratoria progresiva, en actividad y reposo, además de perder peso, condición que le llevó a estar en cuidados intensivos. Antes de ser hospitalizado ya había experimentado temblores, indigestiones y palpitaciones que nunca participó a un médico.

Los distintos análisis y exámenes exahustivos, que también revelaron la insuficiencia cardiaca y renal, llevaron a la consideración de practicar un trasplante de doble órgano. Sin embargo, el tratamiento farmacológico y el ‘stop’ a las bebidas energizantes le permitieron mejorar significamente.

“Debería haber más conciencia sobre el consumo de bebidas energéticas y los efectos que produce”, indicó uno de los participantes del estudio. Advirtió que estos productos no describen el nivel de cafeína en su contenido y están al completo alcance de los niños pequeños.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain