¿Puede causar adicción el uso de spray nasal para las alergias?

Aunque estos areosoles descongestionan la nariz muy rápido, produciendo un gran alivio, está comprobado que el efecto es momentáneo y el paciente requiere continuar aplicándolo

spray nasal

Aplicar el spray nasal de tres a cinco veces al día es síntoma de adicción. Foto: Freepik

Las alergias de primavera causadas por el polen llegan a ser desesperantes para los más propensos a contraerlas. El picor en la nariz, los ojos llorosos y la congestión causan debilidad, fastidio, impiden saborear la comida y dormir bien, por lo que cualquier remedio que sea efectivo significa alcanzar la gloria. Por tal motivo el spray nasal, que descongestiona en cuestión de segundos, se convierte en el “mejor amigo”.

Cuando te aplicas una dosis del medicamento, el conducto nasal se desinflama y te permite respirar con mayor comodidad. Sin embargo, al cabo de un tiempo la nariz vuelve a congestionarse y necesitas usarlo nuevamente, causando una fuerte adicción.

Según precisa el portal Web MD, un 7% de los estadounidenses depende demasiado de un spray nasal, que realmente termina causando mayor congestión. Hay pacientes que podrían vaciar un frasco en tan solo un par de semanas, siendo víctimas de una afección llamada rinitis medicamentosa.

La adicción al spray nasal daña los senos nasales

Uno de los grandes problemas de estos aerosoles es la venta libre en farmacias. Según estudios, más de un 50% de los pacientes que conviven con alergias y otras afecciones respiratorias se automedican con el spray nasal para aliviar los síntomas de la congestión, pero terminan desarrollando la inevitable adicción.

Cuando el remedio se aplica de tres a cinco veces al día, se puede afirmar que el paciente sufre una rinitis medicamentosa, lo que infecta y daña los senos nasales. Incluso crea una resistencia al compúesto químico del medicamento.

Otros efectos de la adicción al spray nasal son dolor de cabeza, tos y roturas en el interior de los orificios de la nariz, causando molestias con tan solo moverla.

Desafortunadamente, la rinitis medicamentos es un cuadro que tampoco se diagnostica ni se ha estudiado a fondo, indica una investigación de la Clinical and Experimental Allergy publicada en marzo de 2010.

“Pese a que las etiquetas de los spray nasales advierten sobre su uso excesivo, la rinitis inducida por medicamentos a menudo se subdiagnostica”, señalaron los científicos. Además, hicieron un llamado a conscienciar sobre la situación para que los pacientes reciban el tratamiento adecuado.

¿Cuáles son los aerosoles nasales que producen adicción?

Algunos de los descongestionantes más comunes y de venta libre llevan los siguientes compuestos químicos: oximetazolina, nafazoilina, fenilefrina, xilometazolina. Estos se encargan de constrelir los vasos sanguíneos de las paredes nasales, ofreciendo un engañoso y rápido alivio.

De acuerdo a la doctora Marilene Wang, otorrinolaringóloga de la Universidad de California, precisó que el efecto del spray nasal se puede desvanecer “en 30 minutos o menos”. Aquí es cuando paciente “experimentará un repunte, ya que la congestión nasal se agrava, de hecho más que antes de usar el aerosol”, explica.

Asimismo la doctora Anne Maitland, especialista en inmunología clínica de la Facultad de medicina Mount Sinai, en Nueva York, indicó que es “lo último que recomiendo para tratar la congestión nasal”.

Recordó además que las mismas etiquetas de los medicamentos apuntan que “los descongestionantes nasales no se deben usar por más de tres días, ya que su uso prolongado conlleva a la recurrencia o agravamiento de la congestión”.

En esta nota

adicciones

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain