Cómo detener las palpitaciones del corazón causadas por la ansiedad

Un sobresalto o la práctica de ejercicio físico aceleran el ritmo del corazón

Cuán cierto es que puede darte un infarto en la cama.

Debes mantenerte atento a tus condiciones físicas y de algunos síntomas  Crédito: Shutterstock

Aunque es bien sabido que las palpitaciones son algo muy habitual en todas las personas, a veces, cuando son muy frecuentes y presentan ciertas características pueden ser la señal de alerta de que algo no va bien. 

Saber diferenciar la causa puede ayudar a tratar a tiempo las distintas patologías mentales como enfermedades cardíacas.

Las palpitacionesse pueden distinguir por el latir rápido y violento del corazón, que puede sentirse tanto en el pecho como en el cuello al nivel de la garganta.


Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“Es frecuente que se produzcan en circunstancias de ansiedad o estrés o incluso porque estamos más alerta y sentimos el propio latido cuando nos tumbamos en la cama por la noche”, expone David Calvo, presidente de la Asociación del Ritmo Cardíaco de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Las palpitaciones también pueden producirse cuando una persona tiene fiebre, cuando realiza ejercicio físico, por el efecto de algunos medicamentos, consumo de drogas o una ingesta elevada de cafeína.

En ocasiones, las palpitaciones están asociadas a patologías cardiacas, como las arritmias, o a otros problemas de salud física.

No obstante, “con patologías psíquicas como trastornos de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, ataques de pánico o estrés”, también son frecuentes y hay que estar alerta, dice Miriam Labrado, psicóloga de Siquia.

Así se vive la fobia social según los famosos de Hollywood
La fobia social es un tipo de trastorno de ansiedad, que le causa miedo a la persona en ciertas o todas las situaciones sociales.
Crédito: PeopleImages.com – Yuri A | Shutterstock

Signos de alerta de las arritmias

Una de las claves para distinguir las palpitaciones de problemas cardíacos potencialmente graves es saber cuándo se trata de una arritmia.

Las arritmias son trastornos de la cadencia del ritmo cardiaco. “Cuando la cadencia es demasiado lenta, hablamos de bradicardia, y cuando es demasiado rápida, de taquicardia”, apunta Labrado.

Cuando se produce una taquicardia, las palpitaciones suelen acompañarse de otros elementos que pueden alertar de la existencia de un problema cardiaco:

  • Cuando se asocian a otros síntomas, como opresión profunda en el pecho o pérdida de conciencia.
  • Un inicio y un final bruscos: surgen de repente, duran unos minutos y desaparecen de golpe.
  • Cuando el corazón no solo late más rápido, sino que lo hace de forma irregular. “Esto podría ser debido a la arritmia más frecuente, la fibrilación auricular”, señala Calvo. “No todas las personas que la padecen tienen el mismo riesgo cardiovascular, pero es importante diagnosticarla para estratificar el riesgo”. 
  • Existencia de una enfermedad cardiaca previa (por ejemplo, un infarto).
  • Antecedentes familiares de muerte súbita y de cardiopatía congénita.

Entre las causas de origen cardiaco que están detrás de las palpitaciones, no todas son malignas o incrementan el riesgo de muerte súbita. Pero siempre es conveniente un buen diagnóstico y un seguimiento.

Características de las palpitaciones por estrés o ansiedad

Las palpitaciones que se producen por alteraciones psíquicas también tienen rasgos que las diferencian de las de índole cardiaco. Cuando se producen por una crisis de ansiedad, otros síntomas comunes son los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo.
  • Miedo o pánico.
  • Respiración acelerada (hiperventilación).
  • Temblores.
  • Sudoración.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Mareos.

Pautas para calmar la ansiedad… y las palpitaciones

Siempre que hayas ido a tu médico y puedas diferenciar las palpitaciones de tu corazón en el momento de estrés o ansiedad, puedes comezar a aplicar técnicas de relajación y respiración.

Por ejemplo: “sentarse en un lugar cómodo, con la espalda bien recta y respirar profundamente por la nariz, dejando que el abdomen se hinche antes de expulsar el aire por la boca”, afirma Labrado.

En este sentido, la idea es repetir la secuencia, como mínimo, cinco veces, “aunque cada persona es un mundo y es posible que en algunos casos lleve más tiempo que en otros”, dijo la especialista. 

No obstante, Labrado reconoce que, si no se ha hecho nunca, no es fácil realizar estas respiraciones de forma adecuada.

También le puede interesar:

Regalos para una persona que cuida de un familiar enfermo

Aprovecha los juegos en línea para divertirte en familia esta Navidad

Beneficios de los alimentos con potasio para mujeres

En esta nota

salud fisica salud mental
Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain