Cómo evitar una intoxicación alimentaria en Thanksgiving: 5 consejos de los CDC para una cena saludable

Desde cómo manipularlo hasta el método correcto para almacenarlo y recalentarlo. Te presentamos algunas recomendaciones de los CDC para que tu cena de Thanksgiving con pavo, o cualquier otra ave, sea saludable y libre de intoxicación alimentaria

Consejos de los CDC para evitar una intoxicación alimentaria en Thanksgiving

El pavo debe cocinarse a temperaturas precisas, según su peso y preferiblemente utilizando un termómetro de cocina. Crédito: Shutterstock

El pavo es la comida más tradicional que se consume durante la celebración del Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, pero según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), este alimento alberga decenas de bacterias potencialmente dañinas cuando está crudo. Esto significa que su manipulación y buena cocción son indispensables para prevenir una intoxicación alimentaria.

SalmonellaClostridium perfringens y Campylobacter son tres de las bacterias que pueden reproducirse en la carne del pavo y los expertos en salud pública advierten que las festividades de Thanksgiving son muy propensas a brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

La doctora Laura Ford, epidemióloga de la división de enfermedades transmitidas por los alimentos, el agua y el medio ambiente de los CDC, explicó que desde la manipulación hasta cómo almacenarlo y recalentarlo, son pasos fundamentales para tener una cena saludable en Thanksgiving.

De hecho, la intoxicación alimentaria puede ser contagiosa y los expertos también señalan cómo puede suceder esta transmisión. Presta atención a las pautas de los CDC para que tu preparación del pavo y el resto de los alimentos sea correcto y pulcro.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

5 consejos de los CDC para evitar una intoxicación alimentaria en tu cena de Thanksgiving

Descongela tu pavo en el refrigerador

1

Luego que hayas comprado tu pavo para Thanksgiving, y te dejamos 4 tips de expertos para adquirir el mejor, el proceso para descongelarlo es muy preciso para que ocurra en las mejores condiciones.

Cuando vayas a descongelarlo, el primer paso es colocarlo en un recipiente para que puedas controlar el goteo. Seguidamente, llévalo al refrigerador, donde necesitará de 24 a 48 horas para que quede listo.

Esta es la mejor manera de hacerlo para evitar el crecimiento de bacterias, algo que ocurrirá si lo dejas en un mostrador a temperatura ambiente, o peor, si le echas agua caliente.

NO lo laves

2

En un artículo anterior te explicamos por qué nunca debes lavar el pollo y otras aves antes de cocinarlas, y lo mismo sucede con el pavo.

Según explican los CDC, la humedad adicional puede facilitar que los jugos del pavo lleguen a todo el fregadero y otras partes de la cocina, lo que aumenta el riesgo de contaminación, incluso en los platos que vas a utilizar.

Cuidado con la contaminación cruzada

3

Esto significa que un utensilio contamine otro dentro de tu cocina. Para evitarlo, los CDC sugieren que utilices una tabla de cortar para el pavo y otra para las verduras, por ejemplo. Lo mismo debes hacer con los platos, cuchillos y demás cubiertos.

“Cualquier superficie, plato o utensilio que toque el pavo crudo o sus jugos debe desinfectarse con agua caliente y jabón antes de volver a usarlos”, enfatizan los CDC.

Verifica las temperaturas correctas para cocinarlo

4

El tiempo de asado o cocción siempre va a variar dependiendo del tamaño del pavo, pero los expertos indican que la temperatura interna debe alcanzar los 165° F para que pueda comerse.

También es recomendable que utilices un termómetro de cocina, de modo que vayas asegurándote que todas las partes queden perfectamente cocinadas.

Te dejamos las temperaturas correctas que debes verificar y cómo saber cuándo está listo tu pavo de Thanksgiving.

Separa el relleno del pavo

5

Hay quienes prefieren cocinar el relleno dejándolo dentro del pavo, por tradición o preferencia. Sin embargo, no es el método más saludable para evitar una intoxicación alimentaria.

Según los CDC, la forma de preparación del relleno más segura es separándolo completamente del pavo, evitando contratiempos y que se cocinen a ritmos distintos. Asimismo, cuando el ave esté lista, es recomendable que el relleno se cocine durante 20 minutos más.

La idea principal es que tu cena de Thanksgiving quede deliciosa, saludable y completamente libre de riesgos por intoxicación alimentaria. Sigue las recomendaciones de los CDC para no tener problemas, y por supuesto, lávate muy bien las manos antes de sentarte en la mesa.

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain