Cómo no engordar si estás tomando corticoides

En una sociedad en la cual se penalizan e invalidan los cuerpos grandes y se relacionan directamente con el sobrepeso y la poca salud, subir de peso puede representar un problema para muchas personas. Te decimos cómo no engordar si estás tomando corticoides

no engordar si estás tomando corticoides

Si te encuentras en un tratamiento prolongado de corticoides y sientes que está afectando tu peso, lo primero que debes hacer es hablar con tu médico de cabecera o aquel que te prescribió el medicamento.  Crédito: Shutterstock

Los corticoides, corticosteroides o simplemente esteroides son versiones sintéticas de una hormona llamada cortisol, que se prescriben para tratar afecciones inflamatorias, y aunque pueden ser muy útiles en el tratamiento de artritis reumatoide, la enfermedad intestinal inflamatoria, el asma, las alergias y otras, tienen un efecto secundario indeseado: pueden hacerte engordar.

En una sociedad en la cual se penalizan e invalidan los cuerpos grandes y se relacionan directamente con el sobrepeso y la poca salud, subir de peso puede representar un problema para muchas personas.

Además, se vuelve lamentable porque es el resultado de un tratamiento médico que no se puede tomar a la ligera y que requiere de estricta supervisión médica para cualquier cambio.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Por diferentes razones las personas pueden preferir no subir de peso, pero ¿existe una manera de tomar corticoides y no engordar?

Sí, vamos desde el principio. Debes saber que los corticoides más comunes en las recetas de los Estados Unidos son prednisona, prednisolona, cortisona, hidrocortisona y budesonida.

Según un estudio de investigadores canadienses, el aumento de peso fue el efecto adverso más comúnmente informado del uso de esteroides, que afectó al 70% de los pacientes prescritos los medicamentos.

Sin embargo, depende mucho de la dosis ue tomes y el tiempo de duración del tratamiento. Un estudio publicado en la revista Atención e investigación de la artritis halló que los sujetos que tomaban más de 7.5 miligramos de prednisona por día durante más de 60 días tenían más probabilidades de experimentar efectos secundarios adversos, como aumento de peso, que los que tomaban una dosis más baja durante un período de tiempo más corto.

Lo bueno es que una vez que se suspenden los esteroides y su cuerpo se reajusta, el peso generalmente desaparece en una media de 6 meses a un año, indica Healthline.

Los corticoides provocan un aumento de peso al alterar el equilibrio de electrolitos y agua del cuerpo, así como el metabolismo, la forma en que utilizas y almacenas lípidos, aminoácidos, proteínas, carbohidratos y glucosa, entre otras cosas.

Evitar aumento de peso bajo el tratamiento de corticoides

Si te encuentras en un tratamiento prolongado de corticoides y sientes que está afectando tu peso, lo primero que debes hacer es hablar con tu médico de cabecera o aquel que te prescribió el medicamento.

Juntos pueden discutir los efectos secundarios que estás enfrentando y discutir si hay otras opciones y cuales son los riesgos potenciales. A lo mejor te ordena cambiar la dosificación o los horarios de consumo.

Lo segundo es ponerle más empeño a llevar un estilo de vida saludable que incluya actividad física de fuerte a moderada y una alimentación balanceada.

Las comidas altas en proteína y en fibra serán grandes aliadas. Asimismo, las frases saludables pueden contribuir a prolongar ese sentimiento de saciedad.

Puedes proponerte aumentar la frecuencia de comidas en el día, en lugar de tomar solo tres grandes, para evitar las tentaciones en medio.

De la misma manera, apuesta por mantenerte hidratado, ya que la sed puede llevarte a tomar malas decisiones alimenticias.

También te puede interesar:

En esta nota

obesidad prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain