Mi novio le cuenta todo a su mamá sobre nuestra relación y no me gusta: qué hago

Esa estrecha confianza entre tu novio y tu suegra puede ser muy desfavorable para la relación, sobre todo cuando se comparten asuntos privados. Acá te explicamos qué debes hacer si tu pareja está padeciendo de "mamitis"

Qué hago si novio le cuenta todo a su mamá

La "mamitis" no solo te crea problemas en tu relación, sino que le restan todo el atractivo a tu pareja. Crédito: Shutterstock

Todos los hombres, sin importar la edad que tengan, pueden atravesar por un apego emocional que coloquialmente se le conoce como “mamitis”. Este cuadro inicia en los primeros años de vida, y dependiendo de la crianza que recibe el varón, puede superarlo o incluso llevárselo hasta la edad adulta, presentándose fácilmente en la relación amorosa que tienes con él.

De allí el motivo por el que muchos hombres cuando se casan, en lugar de convertirse en esposos, se transforman en un hijo para esa mujer. Quieren ser consentidos, atendidos y tratados de la misma forma en cómo lo hizo su madre. Y otra forma en la que se manifiesta esta “mamitis” es contándole a tu suegra todo lo que ocurre dentro de la relación, lo cual puede ser muy desagradable.

Imagina que tu novio ha sufrido un ‘gatillazo’ y luego salte a contarle a su mamá (¡Qué vergonzoso!), o quizás busque su aprobación frente a las discusiones que tiene contigo.

Desde la perspectiva psicológica, la “mamitis” en hombres se produce cuando un adulto se siente incapaz de madurar en su seguridad afectiva, alejado de la madre. Esto también origina que priorice las necesidades de su madre por delante de ti, e incluso de los hijos que tengan. La real solución es que debería haber un equilibrio lógico.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

¿Y qué hago si mi novio le cuenta todo a su mamá sobre nuestra relación?

No te quedes callada, comunícalo

1

Con asertividad, calma y con utilizando palabras empáticas, lo primero que debes transmitirte a tu pareja es la incomodidad que sientes cuando tu suegra conoce todos los detalles de la relación que llevan.

Puedes comprender que tengan un vínculo muy estrecho y lleno de confianza, pero también necesitas que sus asuntos amorosos tengan total privacidad.

Pídele que trabaje en un equilibrio sobre lo que podría contar y aquello que definitivamente no debe. Para que sea más efectivo, dale ejemplos.

Aprovecha también para aclarar que no te sientes celosa ni pretendes romper la confianza que llevan.

Considera la terapia de pareja

2

Si tu novio realmente está sufriendo de “mamitis” en su edad adulta, lo que le lleva a contar todo sobre la relación como si fuesen historias de la escuela, es pertinente que acudas con un terapeuta de pareja para que te explique cuáles son los pasos a seguir.

En un principio tan solo invítale a participar en algunas sesiones de terapia de pareja, pero bajo ningún motivo le detalles que hablarán sobre su “mamitis”, porque podría rechazar la propuesta. El terapeuta será quien se encargue de abordar el tema.

Pídele además que las terapias de pareja se mantengan en privado, porque realmente lo es.

Pon límites

3

Pocas suegras conocen la palabra “límites”, por lo que es necesario que la pongas en práctica.

Hay casos en los que tu suegra te tiene celos y te malpone con su hijo o tal vez te critica todo el tiempo por la forma en que crías a tus hijos.

Lo primero es que establezcas dónde comienza y dónde termina su intervención, porque tu relación requiere de privacidad para resolver sus asuntos de forma efectiva. Recuerda que tu suegra es la precursora de esa “mamitis” con la que ahora estás lidiando.

Y finalmente establece límites con tu pareja. Si es necesario advertirle que no debe ocurrir de nuevo, adelante, porque no es justo y hasta vergonzoso que tus asuntos amorosos e íntimos estén siendo compartidos por tu propio novio.

Lidiar con una suegra no es nada fácil, sobre todo cuando es chismosa, opina más de lo necesario y tu novio no hace nada para solucionarlo. Ante todo, paciencia, porque un mal paso podría llevarte a la ruptura de la relación.

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain