Mi suegra me tiene celos y me malpone con su hijo: qué hago para acabar el problema

Si tu pareja no ha sabido establecer límites, es momento de que tú lo hagas. Te brindamos estrategias para que la madre de tu novio o esposo entienda que tu imagen como mujer debe respetarse

mi suegra me tiene celos

No le des a tu suegra el poder de molestarte, porque permitirías que cumpla su objetivo. Crédito: TatyanaGl | Getty Images

La vida en pareja de “Mariana” tiene un problema que con el pasar del tiempo se ha venido complicando: la relación con su suegra. Dentro de unas semanas cumplirá con “Marcos” su primer aniversario de novios, pero por más que ha intentado ganarse a su mamá, entre visitas, anécdotas y eventualidades como el Día de la Madre, ella siente que le tienen celos. Pero la situación va un poco más allá, porque también ha notado que la señora le malpone con algunos comentarios.

En distintas oportunidades lo ha conversado con “Marcos”, pero este solo le dice que no se preocupe, que su madre tiende a ser así y que lo único importante es que ellos sigan juntos. El discurso no la convence, pues ha llegado al punto de asumir extremo cuidado con qué decir o qué hacer cuando está en presencia de su suegra. Sin embargo, por más que lo intenta ella siempre “dispara” a sus espaldas.

“Mariana” es atractiva, inteligente y es tres años mayor que su pareja, características que a su criterio han despertado celos en la suegra, pues “Marcos” es su único hijo. Ella ha tratado de ser comprensiva y paciente, pero un reciente comentario le llevó a pensar: ¡Basta! La madre de su novio se atrevió a decir que ella “ocultaba algo”, que lo “veía en sus ojos” y que estaba prácticamente segura que “tenía una doble vida”, es decir, estaba siendo infiel.

Por el momento, a ella ni siquiera se le asoma la idea de encontrarse con “esa mujer”, como ahora prefiere llamar. “Marcos” no le ha exigido respeto a su madre, porque desafortunadamente es influenciado por efectos del consentimiento, sobre todo al ser único hijo. “Mariana” no desea terminar la relación, pues considera que su pareja es un gran hombre, pero necesita e implora que su imagen como mujer y persona no sea menospreciada.

Qué hago si mi suegra me tiene celos y me malpone con su hijo

No entres en sus terrenos

1

Esto significa que evites emitir opiniones o comentarios respecto a asuntos donde ella es protagonista. Algo de su hogar, un problema personal o una manera de pensar. De más está decir que tampoco entres en temas polémicos donde le des la oportunidad de afirmar, sea falso o no, que estás equivocada o algún otro calificativo despectivo. Evita la política y las temáticas sensibles.

Tu pareja debe establecer límites

2

¡Pero por supuesto! Si hay celos y comentarios que te malponen, desde un principio él debe exigir respeto y establecer límites, sobre todo si son cuestiones de pareja.

No se trata de que incline la balanza, sino que la estabilice. Si no lo hace le darás más campo y derecho a malponerte, lo cual puede traer severos problemas cuando tu paciencia llegue al tope.

No le des el poder de molestarte

3

Esto signifca “no comas casquillo” o no caer en la cizaña de tu suegra. Cuando haga un comentario, haz como si no hubieras escuchado o ignórala. También podrías comentarle a tu pareja, pero hazlo directamente en el momento, no luego en casa, porque la idea es aprovechar que la situación acaba de suceder.

Si su comentario es insultante y no lo toleras, pídele a tu pareja que te lleve a casa o sencillamente te retiras, pero con dignidad. No por estar en su hogar tienes que soportar sus problemas existenciales.

Si en algún momento sientes que te han faltado el respeto y es algo reiterativo, puedes decírselo directamente a ella. Siempre manteniendo el buen tono, la compostura y sin rebajarte a su nivel, porque es probable que sea su objetivo para luego decir: “¿ves, es tal cual como te dije que era?”.

No le cuenten sus intimidades o asuntos de pareja

4

Es una estrategia fundamental para restarle alcance a sus comentarios. No le digan a dónde van, qué hacen los fines de semana. No le comenten sus planes amorosos ni mucho menos sus discusiones.

En esta nota

conflictos familiares

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain