Con qué se puede limpiar un espejo sin rayarlo ni dejar manchas

Te ofrecemos 5 tips para que puedas limpiar los espejos de tu casa, sin deteriorarlos y sin dejar manchas. Estos vidrios son materiales delicados, así que asegúrate de emplear productos de calidad

cómo limpiar un espejo sin dañarlo

El uso de guantes y paños de calidad son esenciales en la tarea de limpiar un espejo en casa. Crédito: Shutterstock

Parece una tarea sumamente sencilla, pero en realidad tiene un procedimiento correcto. El vidrio de los espejos es delicado y no puedes conformarte con rociarle cualquier líquido desinfectante y repasarlo con un trapo. Acá te mostramos con qué puedes limpiarlo para que quede impecable, sin rayarlo ni dejar manchas.

Cuando está ubicado en el baño es donde más suele ensuciarse, con gotas de agua, salpicaduras de pasta dental, jabón e incluso se empaña con el vapor al abrir la llave de agua caliente. Si no lo aseas con frecuencia puede convertirse en una de las zonas más sucias del baño. Claro, esto no implica que no requiera su limpieza si está en otro lugar de la casa.

Con qué puedes limpiar los espejos de tu casa: 5 tips

Emplea paños suaves

1

Las toallas de papel absorbente también son eficientes, pero asegúrate de comprar de buena calidad o los restos quedarán adheridos.

Lo más recomendable es un utilizar paños suaves y que no suelten pelusas, porque te será muy difícil eliminarlas.

Pero lo importante no solo es el material que empleas, sino los movimientos que haces para limpiarlo. No deben ser muy rápidos porque corres el riesgo de rayarlo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El papel periódico es perfecto para secar

2

Con un trozo de papel periódico podrás retirar la humedad de los espejos, e incluso también sirve para limpiar la suciedad. Tan solo debes mojarlo un poco y repasarlo suavemente, pero asegúrate que no le queden filos.

Vinagre blanco para las manchas

3

Este maravilloso ingrediente siempre se apunta para las labores de limpieza. Humedece el papel absorbente de calidad, papel periódico o un paño suave con una solución de vinagre blanco con agua y repasa suavemente por todas las zonas del espejo.

El vinagre ayuda a que las manchas más difíciles salgan del material, además de actuar como desinfectante.

Cif desengrasante

4

Cuando un espejo se mancha de restos de comida, es probable que el agua y el vinagre blanco no sean suficiente para retirar la suciedad, debido que está lleno de grasa.

Utilizando los mismos materiales anteriores, el papel o un trapo suave, aplica un poco de cif desengrasante y repasa con cuidado en todas las zonas donde veas puntos de grasa.

Luego que termines, sigue con cualquier de los métodos anteriores para acabar la limpieza. Así quedará impecable y sin rayaduras.

Deja que se desempañe con el aire

5

Tras ducharte con agua caliente, la imagen desde tu espejo del baño quedará bloqueada debido al vapor. Si ahora debes afeitarte, cepillarte o maquillarte, no tomes papel sanitario o apliques la toalla de baño para ganar tiempo, porque puedes deteriorar el espejo.

Lo correcto es que abras la ventana o la puerta del baño para que el mismo aire desempañe el vidrio. En solo unos segundos tendrás visión nuevamente.

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain