COVID: FDA autoriza la dosis de refuerzo de Pfizer en niños de 5 a 11 años

A través de un comunicado, la FDA dio plena autorización para que los niños de 5 a 11 años en Estados Unidos puedan recibir la dosis de refuerzo de Pfizer. Esta inyección aumenta hasta 36 veces la protección contra Ómicron

COVID

Los niños de 5 a 11 años solo pueden aplicarse la dosis de refuerzo de Pfizer 5 meses después de cumplir con el esquema primario. Crédito: Shutterstock

Estados Unidos dio un nuevo paso en el objetivo de proteger a los niños contra el COVID-19. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó la aplicación de una vacuna de refuerzo (tercera dosis), con el antídoto Pfizer/BioNTech, en niños de 5 a 11 años.

A través de un comunicado oficial emitido en su sitio web, la agencia indicó que esta inyección adicional puede administrarse al menos 5 meses después de completar el esquema de vacunación primario. Este proceso inicial comenzó oficialmente el 2 de noviembre de 2021, cuando fue aprobado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Las compañías Pfizer y BioNTech solicitaron en abril que la FDA autorizara su dosis de refuerzo en los niños de 5 a 11 años, luego de citar datos donde quedaba demostrado que este tercer disparo aumentaba hasta 36 veces la protección contra la variante Ómicron.

El doctor Robert M. Califf, comisionado de la FDA, justificó los motivos para que este proceso se aprobara, tomando en cuenta que el poder de transmisión de Ómicron estaba afectando mucho más a la población infantil.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“La ola de omicron ha visto a más niños enfermarse y ser hospitalizados, y los niños también pueden experimentar efectos a más largo plazo, incluso después de inicialmente enfermedad leve”, explicó el experto.

Solo el 28% de los niños de 5 a 11 años ha completado el esquema primario de vacunación

Una encuesta de la Kaiser Family Foundation (KFF), difundida en diciembre, ya auguraba que las cifras de vacunación infantil serían lentas y preocupantes. En el sondeo de aquel entonces, 3 de cada 10 padres expresó que “definitivamente no” vacunarían a sus hijos y el principal motivo era el temor hacia los efectos adversos.

Los expertos en salud pública, incluyendo el equipo de Pfizer y BioNTech, han insistido en que los antídotos son tolerables, seguros y efectivos. Asimismo, detallan que los efectos secundarios son tan similares como los que experimentan los adultos.

De acuerdo a la Academia Americana de Pediatría (AAP), en un reporte actualizado hasta el 11 de mayo, solo el 28% de los niños de 5 a 11 años ha cumplido con su esquema de vacunación primario, requisito indispensable para recibir la dosis de refuerzo. También precisó que el 35% tiene al menos una dosis del antídoto. Es decir, 18.5 millones de personas en este grupo de edad no están vacunados.

En su comunicado, la FDA hizo un llamado a los padres para que asistan a los centros de vacunación y cumplan con el proceso para sus niños. “Si su hijo es elegible para la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 y aún no ha recibido su serie primaria, vacunarlo puede ayudar a protegerlo de las consecuencias potencialmente graves que pueden ocurrir”, se lee en el informe.

Te puede interesar:

En esta nota

COVID

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain