Qué hago si no me gusta limpiar: 5 tips para hacerlo rápido y que tu casa luzca bien

Si no cuentas con el dinero para contratar una 'maid', la limpieza del hogar debes hacerla tú, aunque no te guste limpiar. Pero hay algunos tips que puedes accionar para que el trabajo sea más rápido e igual de efectivo

Trucos de limpieza

Hay quienes sienten rechazo por la limpieza, y es válido, pero siempre hay recursos para hacer el oficio más llevadero. Crédito: Shutterstock

Definitivamente NO te gusta limpiar, es una aversión personal que hasta cierto punto puede respetarse. Para ti es preferible cocinar, lavar el auto o tal vez cuidar niños, pero nada que tenga que ver con limpieza. Sin embargo, por mucho rechazo que tengas al oficio y si no cuentas con la economía para contratar una ‘maid’ en casa, no te queda más remedio que hacerlo.

No puedes decirle al polvo que no aparezca, que los platos se laven automáticamente o que la ropa se tienda por sí sola. Limpiar es un quéhacer hogareño con el que todos convivimos, nos guste o no. Incluso, hay hasta 6 errores que podrías estar cometiendo en esta labor.

Pero para tu fortuna, querida ‘hater’ de la limpieza, hay algunos tips que puedes accionar para que termines el oficio lo más rápido posible y logrando que tu casa luzca bien, agradable. Te contamos cuáles son:

5 consejos para acabar rápido las tareas de limpieza

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Elimina tantos adornos

1

¡Por lógica! Mientras más adornos y objetos tengas en casa, son más cosas que debes limpiar cuando se acumulan de polvo.

Si no te gusta limpiar, mantén tu casa con las cosas necesarias. Aquello que solo esté ensuciándose a diario mándalo a la basura o guárdalo en un cajón hasta que en algún momento sea útil.

Estira la ropa al tenderla

2

Si detestas limpiar, planchar debe ser toda una tortura. Para salvarte de ese oficio, lo mejor es que tiendas la ropa en cuerdas, bien estirada para que no se acumulen arrugas.

Quizás igualmente te toca planchar, pero la tarea será más rapida y llevadera. Otro tip: sube uno de los pies en una caja o un ladrillo y ve alternado para que no sufras de la espalda.

No está sucio, está desordenado

3

Por más que ya limpiaste algo, te da la sensación de que algo no está bien, como si debieras limpiarlo una y otra vez. Pero la realidad es que no está sucio, sino que está causando desorden. Analiza cuáles son los objetos que transmiten esa “falta de limpieza” y quítalos de allí.

Utiliza trapeadores desechables

4

¡Esto es una maravilla! En el área de aseo de cualquier supermercado ya venden pañuelos trapeadores, bañados en cloro y desinfectante. Tan solo debes unirlo con la escoba y podrás dejar todo reluciente en unos segundos.

Sí, estás limpiando, pero piensa que te estás ahorrando el fastidioso trabajo de lavar una y otra vez la mopa (también lampazo) para retirarle el sucio y reutilizarlo.

Esto sin contar la mezcla de cloro y desinfectante que debes diseñar en un balde con agua. Madre mía.

Limpiar "un poquito" a diario es más llevadero

5

Esperar hasta el sábado o domingo para iniciar las labores de limpieza puede tomarte hasta 4 y 5 horas, lo que va muy en contra de tus gustos.

La clave es que cada día le dediques al menos 10 o 15 minutos a limpiar tu casa, así evitarás que el polvo se acumule y acabarás mucho más rápido el oficio.

Te puede interesar:

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain