Cómo saber si mi abogado me está engañando en mi proceso de divorcio: 8 señales

El bufete de abogados Jackson White ofreció hasta ocho señales con las puedes detectar si tu abogado te estaría engañando en tu proceso de divorcio. Presta mucha atención a sus comportamientos, porque son clave

Mi abogado me está engañando

Los cobros excesivos y frecuentes son actitudes de un abogado desinteresado en tu caso de divorcio. Crédito: Shutterstock

Cuando atraviesas por un proceso de divorcio, lo más conveniente es que siempre optes a un abogado que puedan recomendarte, ya que buscar uno al azar puede ser peligroso para tus aspiraciones legales. Desafortunadamente no todos actúan de manera profesional y aunque al principio lucen como unos “héroes”, durante el curso podrían engañarte a cambio de beneficios económicos.

El bufete de abogados Jackson White, ubicado en Arizona e integrado por expertos en derecho familiar, separaciones legales, manuntención y custodia de hijos, ofrece varias señales con las que puedes detectar una actitud sospechosa por parte de tu representante. Te contamos cuáles son:

10 señales de que tu abogado te está engañando en tu proceso de divorcio

No te sientes comprendido ni representado

1

Una de las principales virtudes que se busca en un abogado de divorcio es la comprensión y empatía en tu caso. Además, te transmite seguridad para que el proceso resulte beneficioso. Cuando no encuentras estas bondades, te sientes inquieto, dudoso y poco representado, siendo señales claras de que podría engañarte o abandonarte.

Debes apreciar sus atenciones: tiempo, confianza, trabajo. Por el contrario, si te ignora significa que no respeta tu caso y le da igual cómo termine, por lo que solo quiere cobrar.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El abogado es denigrante

2

Esto se basa en la comunicación que demuestre tener contigo. Un abogado denigrante es aquel que te lleva la contraria, hace comentarios sarcásticos o despectivos, te interrumpe y parece no escucharte.

Los abogados de derecho familiar deben ser amables, respetuosos y protocolares con su trabajo. Ni siquiera deben ser despectivos con el demandado, es decir, tu ex pareja.

No está atento a tus llamadas

3

Es bien sabido que los abogados profesionales son muy ocupados con su rutina, por lo que seguramente no puedan responderte a una llamada de inmediato o quizás contestar un mensaje.

Sin embargo, lo más lógico es que conteste para indicar que luego te regresa la llamada o que responda un mensaje para fijar una hora de comunicación. Incluso podría dejarte un correo electrónico.

Si no hace ninguna de las acciones anteriores, ese abogado es irrespetuoso contigo y con tu caso. Cuidado con esas actitudes, porque podrían venderse o engañarte durante el proceso.

No recuerda detalles importantes de tu caso

4

Es una señal de que no está prestando atención a tu caso o que simplemente no le interesa del todo. Si tu situación involucra hijo o episodios de maltrato físico y psicológico, lo más conveniente es que busques otro abogado de inmediato.

Llega tarde a las reuniones

5

Además de ser una clara señal de desdén, son acciones que pueden perjudicarte ante el juez. Si bien los abogados son personas ocupadas, no es normal que lleguen tarde a una reunión, pues conocen perfectamente la importancia de las mismas. A menos que se trata de una estrategia para engañarte.

Muestra una actitud deshonesta

6

No necesariamente tiene que ser contigo, pero cualquier actitud deshonesta habla del tipo de abogado y persona que has contratado para tus servicios legales.

Si notas algún comportamiento deshonesto, mejor revisa el historial del abogado o pregunta por otros casos que haya manejado para que conozcas las experiencias. Ten cuidado, porque en cualquier momento podría serlo contigo.

Se torna muy agresivo con sus estrategias

7

Un buen abogado busca justicia y que su representado, en este caso tú, salga lo más favorecido posible. Pero esto no implica que deba mostrar una actitud o estrategias agresivas, porque afirmará que son tus intenciones o peticiones.

Los procesos judiciales de divorcio implican “ataque” y “defensa”, dependiendo del panorama, pero el exceso de agresividad nunca es bueno ni satisfactorio. Por ejemplo, tu ex pareja puede quedar apegado a una manutención legal, pero no implica que se deba embargar el sueldo. Que no haya sido el mejor esposo no significa que no sea un buen padre, pero hay abogados a los que no les importa ese detalle y van con todo.

Te factura y cobra en exceso

8

Esto es típico de un abogado al que solo le interesa el dinero. Apenas ha habido un par de reuniones y ya está facturando sus honorarios y exige un pago inmediato si quieres continuar con su servicio.

Lo correcto es que los plazos de pago se acuerden desde un principio, de modo que se ajuste a tus capacidades económicas. Pero los cobros sorpresa y sobre todo las amenazas con abandonar el caso son propias de un abogado que podría engañarte en cualquier momento. Incluso, que le pagues puntualmente no garantiza que haga bien su trabajo.

Te puede interesar:

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain