Cómo la depresión posparto puede llegar a matar: 7 alertas de la enfermedad

El caso de Pranaiya Oulapathorn, la madre primeriza que se quitó la vida junto a su bebé, es un caso en el que se evidencia que la depresión posparto puede llegar a matar

depresión posparto, Estar Mejor

La depresión posparto no es un defecto de carácter o una debilidad. A veces, se trata simplemente de una complicación del parto. No obstante, algunas madres son juzgadas por estas situaciones. Crédito: Shutterstock

El caso de Pranaiya Oulapathorn, la madre primeriza que se quitó la vida junto a su bebé, es un caso en el que se evidencia que la depresión posparto puede llegar a matar. Te decimos 7 alertas de esta enfermedad.

La joven madre tailandesa fue diagnosticada con depresión posparto y un mes después ya no pudo seguir lidiando con su realidad. La llegada de su deseado hijo le trajo un estrés insostenible, insomnio, tinnitus y depresión.

De acuerdo con Mayo Clinic, la mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto o “baby blues” después del nacimiento de su hijo. Generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir.

Sin embargo, este sentimiento dura hasta un máximo de dos semanas.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

  1. El “baby blues” no mejora. Después de 15 días, deberías sentirte mejor, si todavía estás triste o incluso desesperanzada semanas después, y los sentimientos se vuelven más intensos, es más que tristeza.

Ten presente que estar cansado con un recién nacido es normal, pero estar triste o sin esperanza no.

Pranaiya tuvo a su bebé en Tailandia durante el confinamiento por la pandemia del COVID-19, se consumió por la preocupación porque sentía que no producía suficiente leche para su hijo y le resultó cada vez más difícil hacer cualquier cosa, reportó CNN.

La mujer de 37 años, quien había tenido una vida muy activa y era entusiasta por ser mamá, luchaba por levantarse de la cama y contra pensamientos oscuros.

2. La tristeza o la culpa consumen tus pensamientos. Cuando los llantos de la madre se vuelven recurrentes, se sienten infelices o desanimadas, puede ser una alerta de depresión.

Pranaiya se dio cuenta de que, por mucho que lo intentara, las cosas con la maternidad a menudo no salían según lo planeado. Algo que se convirtió en una gran fuente de ansiedad.

3. Se pierde el interés en las cosas que generaban placer. El médico que trató a la madre primeriza dijo que sus síntomas, incluidos pensamientos suicidas, dificultad para dormir y falta de energía o interés en las actividades, estaban en línea con los de un trastorno depresivo severo.

4. Falta de capacidad para tomar decisiones. Pranaiya se encontraba con demasiado cansancio como para pensar con claridad.

No poder decidir si levantarse o no de la cama, si tomar una ducha, cambiar el pañal del bebé o sacarlo a caminar pueden ser signos tempranos de depresión posparto.

5. La preocupación de no ser una “buena madre”. Hamish Magoffin, esposo de Pranaiya, contó que ella decía que quería desaparecer, que ya no podía con la labor de la maternidad y que había fracasado como madre porque tenía estos pensamientos.

6. Insomnio. Es normal que cambien los patrones del sueño cuando llega un nuevo bebé a la dinámica familiar, pero si la madre ni siquiera puede descansar cuando su hijo está durmiendo la siesta, es probable que no sea un nuevo patrón de sueño. Asimismo, puede ocurrir que la madre duerma todo el tiempo.

7. Pensamientos suicidas o de autolesión a sí misma o al bebé. Se tratn de signos avanzados de depresión posparto e incluso psicosis posparto, una enfermedad mental rara y grave que ocurre con la depresión posparto.

Cuando el bebé, Arthur, tenía solo 4 meses, las cosas tomaron un giro oscuro para la familia. Pranaiya comenzó a hablar sobre querer desaparecer, queriendo que las cosas volvieran a ser como eran antes de que naciera el niño y decía que ya no quería a Arthur cerca.

Si tiene cualquier tipo de pensamientos suicidas, está en crisis y necesita llamar a su médico o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 800-273-8255 de inmediato para obtener ayuda.

La depresión posparto no es un defecto de carácter o una debilidad. A veces, se trata simplemente de una complicación del parto. No obstante, algunas madres son juzgadas por estas situaciones.

También te puede interesar:

En esta nota

embarazo y lactancia prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain