Por qué las mujeres embarazadas y en post-parto se sienten más deprimidas y ansiosas durante la pandemia por COVID-19

Un estudio encontró que varios factores como la preocupación a contagiarse de coronavirus y los problemas de dinero han afectado sustancialmente la salud mental de las embarazadas y las nuevas madres

Por qué las mujeres embarazadas y en post-parto se sienten más deprimidas y ansiosas durante la pandemia por COVID-19

La soledad, el cuidado de los niños y las finanzas, son preocupaciones durante la pandemia que han afectado mentalmente a las nuevas madres y embarazadas. / Foto: Cparks - Pixabay.

Las preocupaciones económicas, la soledad, el cuidado de los niños, así como un exceso de información sobre la pandemia del coronavirus, son factores que han afectado significativamente la salud mental de las mujeres embarazadas y en post-parto en diferentes países, presentando síntomas de ansiedad, depresión y estrés postraumático, según un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

Esperábamos ver un aumento en la proporción de mujeres embarazadas y en post-parto que informaran problemas de salud mental, debido a que es probable que estén preocupadas o tengan preguntas sobre la salud y el desarrollo de sus bebés, además de la salud propia o la de su familia”, dijo la autora principal del estudio, Karestan Koenen, profesora de epidemiología psiquiátrica en la Harvard Chan School, citada por el portal Medical Xpress. “Sin embargo, la cantidad de mujeres que tenían síntomas significativamente elevados fue mucho mayor que lo que se había publicado anteriormente durante la pandemia”.

Los investigadores estaban interesados en estudiar la salud mental de las mujeres durante el embarazo y el pos-parto porque estos problemas pueden afectar negativamente la salud de ellas y la de los bebés, el vínculo madre-hijo y la salud de los niños a lo largo del tiempo.

Para medir la salud mental de las mujeres embarazadas y pos-parto durante la pandemia, los investigadores realizaron una encuesta transversal anónima en línea de féminas en 64 países, entre el 26 de mayo de 2020 y el 13 de junio de 2020. El sondeo, disponible en 12 idiomas, se alojó en la plataforma Pregistry para los estudios COVID-19, refiere el portal Medical Xpress.

De las 6,894 participantes, proporciones sustanciales de mujeres obtuvieron puntajes iguales o superiores a los límites en las herramientas de detección psicológica ampliamente utilizadas para niveles elevados de ansiedad / depresión (31%), soledad (53%) y estrés postraumático en relación con COVID-19 (43%), a pesar de que solo 117 mujeres (2%) habían sido diagnosticadas con coronavirus y 510 (7%) habían estado en contacto con alguien con el virus.

Los niveles de angustia psiquiátrica fueron significativamente más altos que los datos previamente publicados sobre tal angustia en la población general durante la pandemia y entre las mujeres embarazadas y en el post-parto antes de la pandemia, señala el portal.

Ciertos factores se relacionaron con una peor salud mental entre las mujeres encuestadas, como el buscar información sobre la pandemia cinco o más veces al día a través de cualquier fuente redes sociales, portales de noticias o boca a boca), que se relacionó con más del doble de probabilidades de estrés postraumático elevado en relación con COVID-19 y ansiedad / depresión. Las preocupaciones económicas sobre el cuidado de los niños también fueron circunstancias importantes en la salud mental de estas féminas.

La mayoría de las participantes informaron cumplir con conductas de prevención de COVID-19 (por ejemplo, el 93,3% notificó que practicaba la higiene de manos y el 84,5% que usaba el cubrebocas), aunque este comportamiento no se relacionó con síntomas de ansiedad o depresión.

Archana Basu, científica investigadora del Departamento de Epidemiología, señaló que los resultados del estudio indican que las campañas de salud pública y los sistemas de atención médica deben abordar explícitamente el impacto de los factores estresantes relacionados con COVID-19 en la salud mental de las mujeres embarazadas y posparto.

“Además de la detección y el seguimiento de los síntomas de salud mental, se deben abordar los factores potencialmente modificables, como la búsqueda excesiva de información y las preocupaciones de las mujeres sobre el acceso a la atención médica y el bienestar de sus hijos, y desarrollar estrategias para abordar la soledad, como los grupos de apoyo en línea, parte de los esfuerzos de intervención para las mujeres perinatales”, dijo Basu.

En esta nota

embarazo y lactancia salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain