Niños abusados serán adultos con tendencia al colesterol alto y ataques cardíacos

Un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association mostró que los adultos que sufrieron abuso durante la infancia tenían mayor riesgo de diabetes tipo 2 y colesterol alto, en comparación con los adultos que no

abuso infantil, Estar Mejor

Los participantes que describieron su vida familiar como bien administrada y tenían familiares involucrados en sus vidas durante la infancia tenían menos probabilidades de tener mayores factores de riesgo cardiovascular en la edad adulta. Crédito: Shutterstock

Los niños abusados se convertirán en adultos con tendencia al colesterol alto y ataques cardíacos, determinó un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association.

La investigación de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory en Atlanta examinó la información del estudio de Desarrollo del Riesgo de la Arteria Coronaria en Adultos Jóvenes (CARDIA), en curso a largo plazo entre 5,115 adultos (negros y blancos) inscritos entre 1985-1986 y 2015-2016. en cuatro ciudades: Birmingham, Alabama; Chicago; Minneapolis; y Oakland, California.

Los científicos presumían por estudios anteriores que los factores de riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares eran más altos entre los adultos que dijeron haber experimentado abuso infantil y variaban según el género y la raza.

Hallaron que aquellos que describieron su vida familiar como bien administrada y tenían familiares involucrados en sus vidas durante la infancia tenían menos probabilidades de tener mayores factores de riesgo cardiovascular en la edad adulta.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“Nuestros hallazgos demuestran cómo las experiencias negativas y positivas que tenemos en la infancia pueden tener consecuencias cardiovasculares a largo plazo en la edad adulta y definir disparidades clave en el riesgo de enfermedades cardíacas por raza y sexo”

Liliana Aguayo Autora principal del estudio, Ph.D., MPH, epidemióloga social y profesora asistente de investigación en la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory en Atlanta

Cuando comenzó el estudio CARDIA, los participantes tenían en promedio 25 años de edad, se hicieron exámenes clínicos iniciales y ocho exámenes adicionales regulares para evaluar los riesgos cardiovasculares durante 30 años.

Entre los 33 y los 45 años, los participantes completaron una encuesta de preguntas para evaluar las áreas de su vida familiar durante la infancia.

Los científicos se enfocaron en tres áreas: abuso, respecto a con qué frecuencia un padre o adulto en su hogar los había maltratado; cuidado, con qué frecuencia un padre o adulto en su hogar los había hecho sentir queridos; y organización del hogar, sobre si sentían que el hogar estaba bien administrado.

Aproximadamente, el 30% de los participantes informaron “abuso ocasional/frecuente” a preguntas relacionadas con el abuso. Alrededor del 20% de los participantes informaron que experimentaron abuso “algo o poco tiempo”, lo que se clasificó como “abuso bajo”.

La mitad de los participantes no reportaron abuso infantil y describieron su vida familiar durante la niñez como enriquecedora y bien manejada.

Los resultados mostraron que entre los adultos que informaron haber sufrido abuso durante la infancia, el riesgo de diabetes tipo 2 y colesterol alto fue mayor, en comparación con los adultos que no informaron abuso en la infancia.

Por otra parte, no se encontró relación de obesidad ni presión arterial alta en el mismo grupo.

Aunque sí hubo variaciones respecto a la raza. El riesgo de colesterol alto fue un 26% más alto entre las mujeres blancas y un 35% más alto entre los hombres blancos que informaron niveles bajos de abuso en la infancia, en comparación con los adultos del mismo sexo y raza que no informaron abuso en la infancia.

El riesgo de diabetes tipo 2 fue un 81% más alto entre los hombres blancos que reportaron abuso ocasional/frecuente durante la niñez, en comparación con los adultos que no reportaron abuso en la niñez.

Los hombres negros y las mujeres blancas que dijeron que sufrieron abuso y crecieron en un hogar disfuncional tenían más de 3,5 veces más probabilidades de desarrollar colesterol alto que aquellos que no informaron abuso durante la infancia.

Sigue leyendo:

En esta nota

crianza de los hijos prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain