COVID: la vacuna no provocaría defectos congénitos detectables en los bebés, asegura estudio

El estudio de Northwestern Medicine utilizó controles contemporáneos: pacientes embarazadas actuales que eligieron no vacunarse o no fueron vacunadas dentro del período que los científicos definieron como riesgo biológico de defectos congénitos

vacuna, embarazadas, Estar Mejor

La investigación ayuda a cerrar el abismo que quedó cuando las personas embarazadas fueron excluidas de esos ensayos iniciales de vacunas. Crédito: Shutterstock

La vacuna contra el COVID-19 no provoca defectos congénitos detectables en los bebés, asegura un estudio de Northwestern Medicine, un sistema de atención médica sin fines de lucro afiliado a la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago.

"Este es otro dato importante que ayuda a cerrar el abismo que quedó cuando las personas embarazadas fueron excluidas de esos ensayos iniciales de vacunas"

Dra. Emily Miller Jefa de obstetricia en Northwestern Medicine y profesora asistente de medicina materno fetal. en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern

La primera autora, la Dra. Rachel Ruderman, residente de cuarto año en Obstetricia y Ginecología en Feinberg, expuso que una de las razones por las que algunas mujeres embarazadas se resisten a vacunarse es que están preocupadas por sus bebés y no quieren correr ningún riesgo.

"Este estudio muestra que realmente no hay un mayor riesgo de defectos congénitos y respalda otra evidencia que muestra que la vacuna es segura y beneficiosa para la madre y el bebé"

Dra. Rachel Ruderman Residente de cuarto año en Obstetricia y Ginecología en Feinberg

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Las investigadoras rastrearon mediante la ecografía de las participantes los posibles defectos de nacimiento que consideraban “anomalías estructurales fetales importantes”, como que el corazón del bebé no se formara correctamente o que la columna vertebral no se cerrara.

El estudio de Northwestern utilizó controles contemporáneos: pacientes embarazadas actuales que eligieron no vacunarse o no fueron vacunadas dentro del período que los científicos definieron como riesgo biológico de defectos congénitos (haber recibido la vacuna de 30 días antes de la concepción hasta las 14 semanas de edad gestacional).

"Creo que la gran fortaleza de este estudio es que lo comparamos con otras mujeres que fueron vacunadas, pero en diferentes momentos de sus embarazos"

Dra. Emily Miller

Para ello, analizaron los registros médicos electrónicos (incluidos ultrasonidos y registros de vacunación contra la COVID-19) de una cohorte de 3,156 personas embarazadas que recibieron una encuesta anatómica fetal completa (ultrasonido de 19 semanas) en el Northwestern Medicine Prentice Women’s Hospital entre marzo y noviembre de 2021.

De esas pacientes embarazadas, 2,622 (83.1%) recibieron al menos una dosis de vacuna y 1,149 (43.8%) fueron vacunadas dentro de la ventana de vacunación definida por los científicos (30 días antes de la concepción hasta las 14 semanas de edad gestacional).

Sigue leyendo:

En esta nota

COVID embarazo y lactancia

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain