Tirarse gases en pareja: cómo este gesto de confianza puede afectar tu intimidad, sexólogo lo explica

El doctor Antoni Bolinches, filósofo, psicólogo y especialista en sexualidad humana, explicó por qué tirarse gases en pareja es un hábito de confianza que puede afectar la intimidad y el interés sexual

Tirarse gases en pareja

Un inesperado gas con tu pareja puede ser una anécdota, pero normalizar este gesto de confianza podría entorpecer la intimidad. Crédito: Shutterstock

La flatulencia o el hecho de tirarse gases en pareja es uno de los tabúes más comunes que vive un noviazgo o matrimonio. Practicamente todo se resume en la confianza que haya, de modo que no se produzca una mala reacción y discusión. Y si bien algunos lo toman como un detalle íntimo que predice “cuánto se aman dos personas”, la realidad es que también podría afectar el erotismo y la sexualidad.

El doctor español Antoni Bolinches, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, y especializado en Psicología y máster en Sexualidad Humana, ofreció una entrevista a la radio Cadena SER, donde explicó que “la confianza excesiva en una pareja, confundiendo intimidad con privacidad, hace que se deteriore el deseo sexual. Y uno de los grandes problemases precisamente mantener el interés sexual”.

Su análisis sobre tirarse gases en pareja lo plantea en su libro Sexo sabio, a través de lo que denomina la “teoría del water”. Desde allí plantea la diferencia entre intimidad y privacidad.

“Hay cosas que podemos hacer con la pareja, que es nuestra intimidad, pero hay cosas que no debemos hacer ni con la pareja, que es nuestra privacidad”, dice el sexólogo. Asimismo aclaró que nada tiene que ver los fetiches o parafilias sexuales como la misofilia o la basetofilia.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Tirarse gases en pareja puede hacer gracia, pero afecta la intimidad

En este sentido, el doctor Antoni Bolinches fue claro en dos escenarios que a su criterio traspasan las barreras de la confianza, al punto de poder deteriorar el interés sexual en un futuro: “defecar o tirarse gases”. Respecto a orinar, aclaró que al ser una urgencia fisiológica recurrente es más entendible y menos expuesta.

“Defecar siempre debemos hacerlo en nuestra privacidad, porque si no, evidentemente los estímulos olfatorios no alimentan la intimidad, sino que la deterioran. Así tengas confianza con tu pareja y te diga que no hay rollo”, dijo.

Sobre los gases o “pedos”, el sexólogo reiteró que es un tema muy trivializado y que se asocia a la mayor o menor confianza en pareja. “Sencillamente va en contra de la valoración erótica de nuestra pareja”, advirtió.

“Puede hacer gracia, pero nos vale cero y afecta la intimidad. Si tú en la vida te has tirado un pedo en una determinada situación, a tu pareja le puede hacer gracia como anécdota, pero una cosa es la excepción y otra es la normalización”, selló el experto en sexualidad humana.

¿Te beneficia oler los gases de tu pareja?

Con su análisis, el sexólogo se opone a un curioso estudio que desarrolló la Universidad de Exeter, en Reino Unido, donde demostró que oler las flatulencias de tu pareja podría ser beneficioso para la salud.

El doctor Marck Wood, profesor de biociencia en la institución y uno de los autores de la investigación, aclaró que si bien “el hidrógeno y el metano (gases que expulsa el cuerpo) son malolientes, podrían ser cruciales en cuestiones de salud, incluyendo terapias que ayudarían a tratar enfermedades”, como la diabetes, demencia y trastornos cardio-respiratorios.

De acuerdo al estudio, la respuesta estaría en un componente desarrollado por científicos de la Universidad de Exeter, al que denominan AP39.

“El AP39 aporta pequeñas cantidades de estos gases a nivel mitocondrial, lo que protege a las células y contribuye a que sigan viviendo”, señaló el doctor Wood.

Te puede interesar:

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain