Cómo depilar la zona íntima femenina con afeitadora: 8 consejos de una ginecóloga para evitar una infección

La ginecóloca Belén Gómez ofrece sus recomendaciones para depilar la zona íntima, con aifetadora, de forma correcta y lo más saludable posible, evitando irritaciones y cualquier tipo de infección

Cómo depilar la zona íntima femenina

Depilar la zona íntima con afeitadora es una tarea que debe asumilar con mucho cuidado. Crédito: Freepik

Depilar la zona íntima es una práctica que se hace por comodidad y estética. Si bien es cierto que el vello púbico actúa como un protector de la vagina y hasta un lubricante durante las relaciones sexuales, es comprensible que no te sientas cómoda cuando se acumula. Por tal motivo te vamos a dar algunas recomendaciones para una depilación saludable con afeitadora, que es el método más rápido y fácil.

La ginecóloga Belén Gómez, quien ejerce su profesión en Madrid, destaca que retirar el vello púbico con afeitadora dede ser un momento “muy cuidadoso”. En este sentido, señala que “cada corte o lesión en la piel abre un camino directo a los gérmenes y hasta las infecciones de transmisión sexual“.

En principio, la especialista apunta que antes de iniciar el depilado, la zona vaginal debe estar “limpia, correctamente hidratada y bajo visión directa”, reseña Cuídate Plus. Nunca deslices una afeitadora si no tienes campo visual, porque podrías lastimarte con mucha facilidad.

Por último aconsejó que la depilación sea lo más externa posible, es decir, alejada de los labios vaginales, ya que “es un área sensible e irregular, siendo más susceptible a lesionarse con las hojillas”. Te dejamos algunas recomendaciones de la experta para que hagas un trabajo saludable.

También te puede interesar: Candidiasis u hongos vaginales: qué pasa si tengo relaciones sexuales con una infección

8 consejos para depilar la zona íntima femenina con afeitadora

Recorta el vello púbico para retirar el exceso

1

Tan fácil como tomar unas tijeras esterilizadas y con mucho cuidado estira los vellos con tus dedos o un pequeño peine para que queden lo más corto posible antes de aplicar la afeitadora.

Esto va a facilitarte el trabajo posterior y evitar que debas aplicar fuerza. Asimismo, previene que las hojillas de la afeitadora se dañen, dependiendo de su calidad.

La afeitadora debe deslizarse con facilidad

2

Para lograrlo pon en tu zona íntima un jabón hipoalergénico o una crema suave, siempre evitando que se vaya hacia adentro. Todo debe ser externo, ya que la idea es que la afeitadora se deslice con suavidad para evitar irritaciones.

Utiliza una afeitadora exclusiva para tu zona íntima

3

¡Vital! Lo más recomendable es que solo la utilices tú y únicamente en tu zona íntima, para prevenir cualquier tipo de infección. También es preferible que no la emplees en más de dos o tres sesiones, dependiendo de cuánto vello púbico hayas acumulado.

Utilizar la rasuradora de otra persona incluso es riesgoso ante la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Comienza por los labios mayores de la vagina

4

Es preferible comenzar por esta zona porque es más espaciosa y visible. Recuerda que la afeitada debe ser en un solo sentido y en dirección del vello. Hacerlo correctamente evitará que debas repasar y causar irritaciones.

Detén el afeitado si sientes molestia

5

Ante cualquier tipo de dolor, erupción o ardor suspende la depilación de inmediato. La afección podría deberse a una mala técnica con la afeitadora, una crema que causó alergia en la piel o una irritación por la calidad de las hojillas.

Utiliza ropa interior suave tras el afeitado

6

Es muy recomendable que sea de tela o de algodón para que la piel de tu zona íntima respira saludablemente tras la depilación. También es vital que no quede ajustada, ya que la transpiración podría causar irritación e infección.

Evita mojar tu zona íntima con agua caliente

7

Tras depilarte, toda la piel del área quedará sensible por el uso de las hojillas. Por tal motivo no dejes caer agua caliente, ya que te irritará con facilidad.

No hagas una depilación completa

8

Recuerda que el vello púbico actúa como un escudo protector, favoreciendo la humedad de la piel y evitando la fricción directa con la ropa interior.

En esta nota

cuidar tu piel salud íntima femenina

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain