Cómo limpiar una alfombra si no tienes aspiradora: 2 métodos que no fallan

Te presentamos dos técnicas caseras sobre cómo limpiar una alfombra que te darán resultados muy efectivos. Basta de pedirle prestada la aspiradora a tu vecino y ponlos en práctica de inmediato

cómo limpiar una alfombra

Las alfombras suelen ensuciarse con frecuencia, pues las pisamos constantemente, por lo que es muy útil tener a mano algunos trucos para limpiarlas. Crédito: Freepik

Las afombras y tapetes siempre han sido una decoración brillante en los hogares, sobre todo en ese living donde abandonas tus zapatos y te relajas frente al televisor. También son útiles en la entrada principal, la puerta del baño o quizás para vestir el suelo de las habitaciones, sin embargo, el gran inconveniente es cómo limpiar una alfombra si no tienes aspiradora. Podrían decirte ‘compra una, listo’, pero… ¿y si no está en tus posibilidades?

Hoy te vamos a ofrecer dos métodos formidables para que queden impecables y ya dejes de solicitarle la aspiradora a tu vecino. Recuerda que las alfombras suelen ensuciarse con mucha frecuencia, pues las pisamos constantemente, así que mantén presente las siguientes técnicas caseras que te darán excelentes resultados.

También te puede interesar: 10 objetos del hogar que casi nunca limpias y debes hacerlo con mayor frecuencia

Cómo limpiar una alfombra si no tienes aspiradora

Con vinagre blanco y bicarbonato de sodio

1

Cuando estos ingredientes se combinan, los resultados son maravillosos. De hecho, recientemente los utilizamos para limpiar una olla quemada, y ahora te ayudarán con las alfombras de tu casa.

Necesitarás:

– Agua (250 ml)

– Vinagre blanco (50 ml)

– Bicarbonato de sodio

– Un cepillo

Método de empleo

1. Comienza por mezclar el agua y el vinagre blanco en un recipiente que tenga atomizador, ya que la técnica se basa en esparcirlo.

2. Aplica el líquido sobre las manchas, restos de suciedad o si lo prefieres en toda la alfombra.

3. Una vez hecho empieza a cepillar la alfombra, pero siempre en un solo sentido. Hazlo durante algunos minutos hasta que todo el material sienta la mezca.

4. Luego que se seque, espolvorea bicarbonato de sodio sobre la alfombra (para que absorba suciedad profunda) y deja reposar durante 30-45 minutos. Incluso puede ser una hora.

5. Pasado el tiempo barre la alfombra para retirar los restos de bicarbonato de sodio. Tu alfombra está limpia y perfectamente desinfectada.

Con jabón líquido y agua caliente

2

Mientras el jabón líquido limpia, el agua caliente desinfecta, así que no dudes en combinarlos para limpiar tu alfombra si no cuentas con una aspiradora.

De hecho, recuerda que la aspiradora succiona el polvo (ácaros), tierra y otras suciedades de los zapatos. Pero el electrodoméstico nunca aplica la función de desinfectar.

Empleando el método:

1. Comienza por sacudir la alfombra en un espacio abierto para remover la mayor cantidad de polvo (es parte del trabajo que realiza una aspiradora). Luego barrer para retirar el mayor exceso.

2. En un recipiente con atomizador mezcla el jabón líquido con agua caliente, hervida, y aplica en toda la alfombra o al menos en las manchas.

3. Ahora toma el cepillo y empieza a frotar el jabón, en un solo sentido y con fuerza. Puede repetir la operación un par de veces más si está muy sucia y para obtener mejores resultados.

4. Una vez listo es momento de secarla. Sin embargo, para hacerlo es conveniente que lo hagas en un espacio ventido y no directamente al sol, ya que los rayos ultravioleta podrían decolocarla y mancharla.

En esta nota

limpieza del hogar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain