Semillas de girasol para bajar de peso: 3 formas deliciosas en que puedes consumirlas

Las semillas de girasol te aportan proteínas, vitaminas y fibra, que eleva tu estado de saciedad para bajar de peso y combate el estreñimiento. Te dejamos tres recetas para disfrutarlas como un snack

Las semillas de girasol pueden convertirse en atesorables amigas si estás en la búsqueda de bajar de peso.

Las semillas de girasol pueden convertirse en atesorables amigas si estás en la búsqueda de bajar de peso. Crédito: Freepik

Te sorprendería saber los grandes beneficios que las semillas de girasol producen en tu organismo, y uno de ellos es ayudarte en el objetivo para bajar de peso. También llamadas pipas o maravillas, es alimento te aporta proteínas, fibra, vitamina E, hierro, zinc y otros nutrientes, por lo que solo consumir 30 gramos al día puede darte resultados maravillosos. La gran pregunta es… cómo prepararlas.

La realidad es que las semillas de girasol combinan con ensaladas, batidos y hasta algunas pastas, pero para simplificarte la experiencia, hoy te traemos unas recetas con las que podrás degustarlas como un snack muy bajo en grasas.

De acuerdo al portal Tu Saude, una de las claves para adelgazar con ellas es su alto contenido de fibra, por lo que al consumirlas aumentará tu sensación de saciedad por más tiempo. Además, ayuda a combatir el estreñimiento. Pero es importante comerlas con moderación, ya que en exceso te dejarán una buena dosis de calorías.

También te puede interesar: Semillas de Chía: cómo incorporarlas a tu dieta cotidiana y aprovechar sus beneficios

3 recetas con semillas de girasol para bajar de peso

Galletas de girasol

1

Para prepararlas vas a necesitar:

– Miel (una tazada)

– 3 cucharadas de margarina y 3 de mantequilla

– Vainilla (una cucharadita pequeña)

– Harina de trigo e integral (2/3 de taza)

– Avena (una taza)

– Levadura (media cucharadita)

– Una pizca de sal

– Semillas de girasol (media taza)

– Cerezas picadas (media taza), pero solo es opcional

– Un huevo

– Extracto de almendras

Manos a la obra:

1. Primero precalienta el horno a 180°C

2. Toma un recipiente grande coloca la miel, mantequilla, vainina y el extracto de almendras. Ahora remueve y luego añade el huevo.

3. Seguidamente agrega el resto de los ingredientes, incluyendo las semillas de girasol y las cerezas. Sigue mezclando hasta obtener una pasta homogénea y consistente.

4. Cubre una bandeja con papel vegetal y empieza a colocar bolitas de la masa. Deja un espacio de 6 centímentros entre cada una para que no choquen al cocinera.

5. Lleva la bandeja al horno durante unos 10 minutos, vigilando que no se quemen. Una vez que estén doradas ya puedes disfrutarlas.

Granola con girasoles

2

Reúne estos ingredientes:

– Avena (300 gramos)

– Media taza de semillas de girasol, de almendras y de calabaza.

– Sésamo (1/4 de taza)

– Una pizca de sal

– Canela en polvo (media cucharadita o menos)

– Agua (1/4 de taza)

– Aceite de girasol (solo un chorrito)

– Miel (media taza)

– Azúcar (dos cucharadas)

– Extracto de vainilla (media cucharadita)

– Una taza de frutas secas (puede ser cerezas, pasas y ciruelas)

Preparación:

Como verás, se trata de hacer un mix nutritivo y deliciosos donde también habrá semillas de girasol.

1. Comienza precalentando el horno a unos 135°C

2. Toma un tazón grande y mezcla la avena, las almendras, todas las semillas, canela y sal.

3. Ahora en una olla pequeña integra el agua, aceite, miel y azúcar, removiendo hasta que hierva.

4. Una vez que esté lista vierte el agua sobre el tazón donde estaban el resto de los ingredientes.

5. Coloca papel antiadherente en una bandeja para horno y esparce la mezcla por todos lados.

6. Lleva al horno durante unos 60 minutos o hasta que dore, removiendo de vez en cuando para que se cocine por todas las caras.

¿Listo? Ahora almacena la granola en un nuevo recipiente, el cual puedes disfrutar durante varios días.

Y finalmente las semillas de girasol sazonadas

3

Reciente compartimos una receta muy similar, pero con semillas de calabaza. La diferencia es que estas no irán al horno, sino sencillamente en un sartén.

Ingredientes:

– Semillas de girasol (50 gramos)

– Una cucharadita de agua

– Curry (media cucharadita)

– Una pizca de sal

– Aceite de oliva (media cucharadita)

Cómo condimentarlas:

1. En un tazón de tamaño ideal mezcla todos los ingredientes y luego llévalos a un sartén, a fuego medio.

2. Revuelve durante unos 5 minutos o hasta que que tus semillas tengan un aspecto crujiente.

3. Una vez listo, deja enfriar y guárdalas en un recipiente hermético. Podrás disfrutarlas cuando gustes.

En esta nota

bajar de peso

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain