Miedo a enamorarse: cómo identificar si estás sufriendo de filofobia

Una persona filofóbica siente un rotundo rechazo a la idea de volver a enamorarse. También tiende a sabotear sus posibilidades de relacionarse sentimentalmente con alguien más

miedo a enamorarse

El filofóbico se caracteriza por marcar distancia, expresar pesimismo y demostrar apatía. Foto: Freepik

Desde la psicología el término filofobia se define como la imposibilidad que tiene una persona para crear un vínculo afectivo con otra, en este caso una pareja, debido al temor que siente. En algunos casos se convierte en un terror irracional a amar, lo que incluso podría traducirse a una enfermedad crónica. ¿Pero cuál es el miedo?

El temor infundado es hacia la posibilidad de ser rechazado, de atravesar una nueva separación o sencillamente a las desagradables y tristes sensaciones de un despecho. Cabe destacar que la filofobia no implica el sentimiento de timidez, lo cual es común, sino que asocia más a las inseguridades.

En la mayoría de las circunstancias, la filofobia proviene de un trauma emocional relacionado a las malas experiencias, reseña El Diario. Los engaños, infidelidades y divorcios son escenarios que afectan al punto de que la persona siente un rechazo hacia la idea de volver a enamorarse. Sin embargo, esta condición debería ser temporal hasta que sana desde lo emocional, pero si permanece en ella termina produciéndose el miedo.

Ante las probables situaciones que podrían ocurrir en una relación de pareja, el filofóbico codifica que lo mejor es mantenerse aislado o distanciado para no haya posibilidades de salir lastimado. Esto va nutriendo sus inseguridades y haciéndole creer que el amor es perjudicial.

Cómo saber si estás sufriendo de filofobia

Cuando una persona padece esta condición tiende a tomar actitudes donde literalmente sabotea las posibilidades de establecer una relación amorosa con alguien más.

Buscar defectos en los demás

1

Es una acción propia del filofóbico, ya que al buscar defectos de la persona con la que podría relacionarse justifica que “no es la indicada” y tiene sus propios motivos para ya no involucrarse más con ella.

También utiliza los más mínimos errores para expresar que la relación no llegará a ningún lado y que lo mejor es poner fin a los encuentros.

Ocasionar peleas

2

Forma parte de las mismas intenciones, pero ahora el filofóbico tiende a provocar conflictos solo con la finalidad de que la otra persona se agote, se distancie y tome la decisión de sellar una ruptura.

Una vez que se produce el quiebre, afirma que su pareja no tuvo paciencia y expresa frases como: “sabía que te cansarías de mí”.

Enamorarse de personas "inalcanzables"

3

Es una manera de justificar el temor al fracaso a través de la filofobia. Al darse cuenta que se trata de un amor “inalcanzable” reduce su responsabilidad en el hecho y solo se sienta a esperar que la oportunidad se esfume.

No se trata de alguien que realmente sea inalcanzable, pero sí que quizás no está en las condiciones apropiadas para establecer una relación, ya sea porque vive a distancia, está en compañía de otro amor o tiene múltiples ocupaciones.

Aislarse emocionalmente

4

Esta es la acción más típica. Debido a la filofobia, es probable que empiece a marcar una distancia cuando la otra persona desea acercarse. Se caracteriza por ignorar mensajes, apostar a que se aburra, no contestar llamadas y mostrar una actitud apática.

En reiteradas oportunidades menciona expresiones como: “no entiendo por qué quieres estar conmigo” o “te mereces a alguien mejor”.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain