5 frases que jamás debes decirle a tu pareja cuando pierde la erección en pleno acto sexual

Cuando un hombre pierde la erección en más de una ocasión, en pleno acto sexual, su confianza y motivación se ven significativamente afectadas. Si a eso le sumas algunas frases despectivas o desubicadas, la moral de tu pareja va a derrumbarse

Las frases que nunca debes usar si tu pareja pierde la erección

Un solo comentario despectivo o de mal gusto puede destruir la salud emocional de tu pareja cuando se trata de la sexualidad. Crédito: Shutterstock

Perder la erección es el “monstruo de 1,000 cabezas” que ningún hombre quiere encontrarse en la cama, sin embargo, al menos una vez en toda su vida sexual puede sucederle. Y cuando finalmente ocurre, el apoyo de la pareja es fundamental para que el episodio se tome como una simple anécdota y no afecte la intimidad en los próximos encuentros sexuales.

Si bien hay situaciones específicas en las que un hombre pierde la erección en pleno acto sexual, siempre puede afectarle emocionalmente, sobre todo por el temor de que vuelva a repetirse. Por tal motivo, es fundamental que tengas cuidado con las frases que utilizas luego del “gatillazo”, ya que podrías hacerle perder su confianza, motivación y masculinidad.

Por lo general, estos comentarios no suelen soltarse cuando el hombre pierde la erección por primera vez, puesto que se considera un evento aislado y que se atribuye al cansancio u otra razón de mínima importancia. Pero en una segunda y tercera oportunidad, podrías frustrarte mucho y no pensar lo que dices.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Las 5 frases que pueden destruir emocionalmente a tu pareja cuando pierde la erección

"¿Otra vez?"

1

Si quieres ver a tu pareja mordiendo el suelo, una pregunta tan seca y directa como “¿otra vez?”, luego de perder una erección, le dejará devastado emocionalmente.

La pregunta no solo es despectiva, sino ofensiva, ya que estás demostrándole fastidio ante la situación y no es la forma correcta de abordar el problema.

"No entiendo qué te pasa"

2

Otra frase que proviene de la frustración y que no aporta apoyo emocional, sino confusión. En pleno “gatillazo”, lo mejor es que no digas nada y esperes que a tu pareja se le pase el trago amargo. Recuerda que él tampoco entiende qué le pasa, por lo que no es necesario que lo repitas.

"Ya no sé qué hacer"

3

¡Demoledor! Acabas de decirle a tu pareja que te rindes ante sus problemas de erección y que ya no se te ocurre una solución. Lo correcto es que, si no han podido corregirlo ustedes mismos, le ofrezcas la idea de asistir a terapia de pareja o directamente con un médico particular.

"Definitivamente tienes un problema"

4

Lo más negativo de esta frase es el “tienes”, porque estás señalando que el problema le pertenece a él y no a ambos. Cuando los expresas de esa forma, estás actuando con desdén, que es uno de los enemigos apocalípticos de una relación amorosa.

"Suspendamos el sexo por un tiempo"

5

Si vas a soltar una frase tan contundente como esa, al menos explícale por qué. Suspender el sexo por un tiempo no es una solución eficiente, sino que estás huyendo del problema u ocultándolo en un cajón. La idea es que lo sigan intentando, pero con un escenario más relajado, divertido y excitante.

La pérdida de erección es como la sequedad vaginal en el caso de las mujeres, que puede tratarse con algunos lubricantes naturales. En ambos escenarios, el apoyo de la pareja es vital para que puedan solventar la difícil situación, e incluso para que la relación crezca en lo emocional y sexual.

En esta nota

sexualidad

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain