5 enemigos de la pareja que destruyen una relación y ninguno es la infidelidad: psicoterapeuta los explica

Si bien son muchos los motivos y conductas que llevan el amor a una crisis, el psicoterapeuta Carlos Fraga resaltó cinco enemigos o "jinetes apocalípticos" que destruyen una relación

enemigos de la pareja

Cuando estos "enemigos" atacan, la pareja automáticamente se desconecta de su esencia. Foto: Freepik

Una relación de pareja se constituye por dos personas que valorando sus bondades y aceptando sus defectos, deciden amarse y construir un proyecto de vida. A lo largo de esa travesía, que pasa por un noviazgo y más adelante posiblemente por un matrimonio, se enfrentan a distintos “monstruos” o enemigos que sí se pueden vencer, pero lo más importante es que aprendan a evadirlos.

Acá no se trata de la aparición de una ex pareja que viene a incomodar. Y tampoco se refiere a la infidelidad, que seguro lo habrás pensado. Sin embargo, más que un enemigo, los actos infieles son consecuencia de convivir con esos “monstruos” capaces de destruir una relación.

Si bien son muchos los motivos y conductas que pueden llevarlos a una crisis, el psicoterapeuta venezolano Carlos Fraga resalta cinco enemigos o “jinetes apocalípticos”, como también les llama. Desde su programa La vida es hoy desclasificó cada uno de ellos y con su aporte te ofrecemos las pautas para evitar que deterioren la relación que han construido.

Los 5 enemigos de la pareja que pueden acabar con tu relación

El desdén

1

Significa la desconexión de uno de los miembros de la pareja, asumiendo que la otra persona es quien tiene un problema, que es culpable y que solo ella debe cambiar.

“Cuando en una pareja yo asumo que el problema lo tiene la otra persona, inmediatamente me desconecto, te lo entrego a ti y es probable que no tenga ningún tipo de solución”, explica Carlos Fraga. “El desdén paraliza cualquier posibilidad”, reiteró.

Un ejemplo podrían ser los celos desmedidos, que son un defecto de un miembro de la pareja, pero la otra parte también tiene responsabilidad y participa, seguramente desde la permisividad o del no saber poner límites.

El drama

2

Para el psicoterapeuta, el drama es una condición muy común entre los latinos. “Nuestros maestros del amor y las relaciones quiénes fueron: las telenovelas, los boleros, películas románticas y a partir de allí nos encanta un drama”, aseveró.

Aclaró que el drama no puede compararse con la tristeza y que en la pareja “genera grandes niveles de culpabilidad. Por eso es tan escandaloso”.

Por el contrario aconsejó siempre mantener la serenidad, “que es un espacio de poder que hay en ti… cuando respiras y te detienes, desde allí puedes plantear un problema, un dolor o una inconveniencia, midiendo los tonos y palabras”.

“La idea es impedir que las emociones lideren una conversación, porque allí es donde sacas el drama”, explicó Fraga.

La pérdida de Eros

3

El conferencista venezolano indicó que la pérdida de Eros no tiene que ver con lo sexual, sino con la energía conectiva. Recordó que Eros, el dios de la atracción, está representado por un ángel que lanza flechas que conectan.

¿Pero en qué consiste dicha conexión? Carlos Fraga afirma que “en los detalles”. “Pasa por un tocarte, verte con ojos de amor, provocativos, olerte, acercarme, compartir. Cuando eso se pierde por la velocidad en que andamos se pierde todo… aunque haya sexo”, destacó.

El miedo a quedarse solos

4

Aunque calificó dicho miedo como un aspecto humano, señaló que no puede ser el motivo que sostenga el amor de dos personas. “La relación funciona cuando los dos miembros de la pareja se aman más a sí mismos que al miedo a quedarse solos”, afirmó Fraga.

En este sentido, apuntó que poner tu felicidad en manos de otra persona es un vuelo directo al precipicio, ya que tu pareja debe ratificar esa alegría que tú te has dado.

“‘Sin ti no puedo vivir’ o ‘no me puedes dejar porque la soledad me va a comer’ son expresiones que van al fracaso”, reiteró.

El pasado emocional sin resolver

5

Se trata de todos aquellos “fantasmas” o ciclos que pertencen a relaciones del pasado, y que al no superarlos debes cargar con ellos, tanto tú como tu nueva pareja,

Carlos Fraga resaltó que “una de las cosas más precisas y pertinentes que hay que hacer frente a la vida afectiva es limpiar el pasado, que consiste en aceptarlo como fue, ver el aprendizaje, honrar (a las ex parejas) y perdonar”.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain