Cómo los cigarrillos electrónicos son peores para el corazón que los normales

Un nuevo estudio de la Universidad de Louisville demostró que el uso de cigarrillos electrónicos con ciertos sabores o vehículos solventes puede alterar la conducción eléctrica del corazón y provocar arritmias. Estos efectos podrían aumentar el riesgo de fibrilación auricular o ventricular y paro cardíaco repentino

cigarrillos electrónicos son peores para el corazón

Alex Carll, profesor asistente en el Departamento de Fisiología de la UofL que dirigió el estudio, explicó que la exposición a corto plazo a los cigarrillos electrónicos puede desestabilizar el ritmo cardíaco a través de sustancias químicas específicas dentro de los líquidos electrónicos. Crédito: Shutterstock

¿Eres de los que crees que el vapeo es menos dañino que el cigarrillo convencional? Claro, tiene sentido, no es producto de una combustión, si no que simplemente es vapor. Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de Louisville demuestra que algunos efectos cardíacos de los ingredientes de los cigarrillos electrónicos son iguales o incluso peores que los convencionales.

Muchas personas, incluso menores de edad, han recurrido al vapeo como una alternativa “menos dañina” para continuar con su hábito o tomar uno nuevo. La comodidad, la ansiedad y la moda se conjugan en un hábito novedoso y aparentemente inofensivo.

Su uso ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, especialmente entre los jóvenes a quienes la combustión les genera miedo, pero no saben de su exposición a los aldehídos, partículas y nicotina en niveles similares a los de los cigarrillos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Los autores del estudio, publicado en la revista Nature Communications, probaron las implicaciones cardíacas de la inhalación de aerosoles de cigarrillos electrónicos en ratones centrándose en los dos ingredientes principales de las variedades sin nicotina, el propilenglicol y la glicerina vegetal, o de los cigarrillos electrónicos con sabor a nicotina.

Hallaron que independientemente del tipo, la frecuencia cardíaca de los ratones se ralentizaba durante las exposiciones a bocanadas y se aceleraba después, lo que sugiere que su cuerpo reaccionó a la inhalación con una respuesta de lucha o huida.

Adicionalmente, el humo de los cigarrillos electrónicos de un líquido con sabor a mentol o del propilenglicol por sí solo causaba arritmias ventriculares y otras anomalías de la conducción cardíaca.

Alex Carll, profesor asistente en el Departamento de Fisiología de la UofL que dirigió el estudio, explicó que la exposición a corto plazo a los cigarrillos electrónicos puede desestabilizar el ritmo cardíaco a través de sustancias químicas específicas dentro de los líquidos electrónicos.

Es decir que el uso de cigarrillos electrónicos con ciertos sabores o vehículos solventes puede alterar la conducción eléctrica del corazón y provocar arritmias. Estos efectos podrían aumentar el riesgo de fibrilación auricular o ventricular y paro cardíaco repentino.

Los investigadores reconocieron que se necesita más investigación tanto en animales como en humanos para establecer hallazgos más sólidos sobre los posibles impactos cardíacos de estos dispositivos para fumar.

También te puede interesar:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain