Cómo salir de una amistad tóxica y 5 señales claras para detectar que estás en una

Con el aporte del licenciado Tomás Santa Cecilia, experto en psicología cognitivo conductual, te enumeramos las señales más claras de que podrías estar en una amistad tóxica. Asimismo, te explicamos cuál es el método más rápido y sano para escapar de ese nocivo amigo

Señales de que estás en una amistad tóxica

Aunque estén ahí para escucharte y "consolarte", una amistad tóxica necesita verte mal para tener control de tus emociones y decisiones. Crédito: Shutterstock

Las amistades tóxicas se propagan más rápido que el Coronavirus y hay hasta 5 tipos de amigos falsos que debes evitar. Sin embargo, al menos una vez en tu vida te toparás con alguien que, disfrazado de un aliado, llegará a complicarte los días.

Pero realmente el problema no es caer en una amistad tóxica, porque a cualquiera le puede ocurrir, el reto ahora es cómo salir de ella. Estas personas tienden a manipular, confundir y te hacen la típica puñalada trapera, esperando verte caer para que luego salgas corriendo a buscar consuelo.

De acuerdo al licenciado Tomás Santa Cecilia, experto en psicología cognitivo conductual y quien ejerce su profesión desde Madrid, indica que uno de los primeros métodos para escapar de una amistad tóxica es analizar qué es lo que te ha mantenido en ella.

Seguidamente, debes hacer algunas comparaciones respecto a cómo te sientes con otros amigos, es decir, si sientes la misma ansiedad, estás más cómodo o incluso si sueles reírte más. Una vez que ya has tomado la decisión de apartarte, tienes dos opciones: ignorar de a poco hasta que la “amistad” se vaya desgastando o preparar un discurso donde le dejas claro todo lo que piensas.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“Si notas que tu integridad o dignidad está en riesgo, valora comunicarlo de manera online, teniendo en cuenta que la otra persona puede no merecer una conversación cara a cara contigo. Tu salud física y mental es lo primero”, aseguró el psicólogo Tomás Santa Cecilia.

5 señales claras para detectar que estás en una relación tóxica

Quiere tomar decisiones por ti

1

Esta es una de las cosas más típicas de la amistad tóxica. Sin que le hayas atribuido esa responsabilidad, esa persona asume que puede tomar decisiones por ti.

Esto significa que es capaz de enviar mensajes sin tu permiso, revisar tu teléfono, cancelarte una cita, arreglarte alguna e incluso si debes terminar o no una relación.

Se burla de ti por "humor"

2

Aclarando que todo lo dice en juego o bromeando, pero sin medir sus palabras o gestos, una amistad tóxica puede burlarse de ti por deporte.

Sin tomar en cuenta tus sentimientos, es capaz de reírse cuando le hables de una ruptura, sobre la pérdida de un trabajo y demás problemas que no tienen por qué ir mezclados con “bromas”.

Te aporta ideas para un problema cuando es demasiado tarde

3

Cuando estabas en plena situación, esa amistad tóxica ni asomó sus narices. Tal vez le pediste un consejo y no fue capaz de atenderte un mensaje o una llamada.

¡Ah! Pero luego que el problema termina, haya salido bien o mal, viene con un recital de consejos que ya ni siquiera hacen falta. Y lo que más le encantará es decirte: “Yo en tu lugar habría…”

Pasa horas (y hasta días) sin responderte mensajes

4

Es el llamado ‘ghosting’ que ocurre en las relaciones de pareja, pero en versión amistad tóxica. Esa persona puede pasar horas y hasta días sin responderte un mensaje, alegando que está ocupada o que tiene muchas “cosas importantes” que hacer.

Lo más probable es que quiera responderte a altas horas de la noche, sin importar que pudiera despertarte, y al día siguiente continúa ignorándote hasta que le discutes y te acuse de no tener comprensión por su tiempo.

Te amenaza con no hablarte si no sigues sus consejos

5

¡Esta nunca falta! Si no toma decisiones por ti o tal vez no aparezca cuando estás en medio del problema, otro escenario que puede ocurrir es que te suelte un consejo que francamente no te convence. Por ejemplo: terminar una relación, salir con alguien, enfrentarte a un compañero de trabajo o invertir dinero.

Lo tóxico está en que te amenazará con no hablarte si no sigues el consejo que te está dando. Y si esa recomendación termina siendo muy mala, aceptará que se equivocó, pero sazonará su disculpa con un “bueno, tú fuiste quien decidió, yo no”.

Salir de una amistad tóxica no es fácil, precisamente porque esas personas tienen las habilidades para envolverte, confundirte y hacerte creer que son los amigos que te mereces. Tan solo niégate una vez y júntate con otra amistad, y allí sabrás quién es realmente.

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain