En medio de la pandemia, muertes por armas de fuego en EE.UU. se elevaron un 35% en 2020, según los CDC

Un reporte oficial de los CDC precisó que en el 2020, año en que inició la pandemia, se registraron más de 19,000 muertes por armas de fuego, evidenciando un aumento histórico del 35%, en comparación con el 2019.

Muertes por armas de fuego

La tasa de asesinatos en 2020 fue de 6.1 por cada 100,000 habitantes, la media más alta en los últimos 25 años. Crédito: Shutterstock

Aunque la situación del COVID-19 no justifica los asesinatos, ni ninguna otra circunstancia, un conjunto de datos señaló una relación entre la pandemia y las muertes por armas de fuego en Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el país experimentó en 2020 un aumento “histórico” de homicidios.

El reporte ofrecido por los CDC este martes 10 de mayo, y publicado en su sitio web, informó que Estados Unidos acumuló 19,350 muertes por armas de fuego. Esta cifra evidencia un incremento del 35% en comparación con el 2019. Asimismo, en 2020 se registraron 24,245 suicidios producidos por una bala (Un 1.5% más que el año anterior).

“Las tasas de homicidios con armas de fuego aumentaron en todos los grupos de edad, y las tasas y los aumentos más altos se observaron entre los de 10 a 44 años”, detalló el informe de los CDC. En números similares, hubo 6.1 asesinatos por cada 100,000 habitantes, la media más alta en los últimos 25 años.

Debido a que el histórico incremento se produjo en 2020, la agencia relacionó la estadística con “los problemas de salud pública persistentes y significativos”. Tom Simons, experto en prevención de la violencia de los CDC, argumentó: “Una posible explicación son los factores estresantes asociados con la pandemia de COVID-19 que podrían haber jugado un papel”.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

También hallaron una asociación entre los homicidios e índices de pobreza. “Las tasas fueron más altas y mostraron mayores aumentos en los condados con niveles más altos de pobreza”, reseñó el documento.

Las muertes por armas de fuego en Estados Unidos “se pueden prevenir”

La doctora Debra Houry, directora del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC, declaró que para hacerle frente a esta situación es fundamental “un enfoque integral centrado en reducir la inequidad”.

“Las muertes por armas de fuego se pueden prevenir, no son inevitables”, afirmó la experta.

En este sentido, mencionó que los trabajadores sociales deben estar en las calles para reducir las tensiones en los barrios de alta criminalidad. También propuso programas de mediación en algunos hospitales como una forma de ayudar a los jóvenes heridos para que puedan “romper el ciclo de violencia”.

Respecto a la pobreza, la doctora Houry destacó la necesidad de abordar los problemas económicos de las familias. “Ofreciendo ayuda para la vivienda, créditos fiscales y asegurando salarios dignos para sacarlas de la pobreza”, dijo.

Y finalmente acotó la importancia de reforzar los programas para la prevención del suicidio. A mediados de junio, los CDC ya habían informado que los intentos de suicidio aumentaron drásticamente, entre los adolescentes, durante la pandemia del COVID-19.

Te puede interesar:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain