5 frases que JAMÁS debes decirle a tu pareja en la cama

Algunas de las frases pueden ser desafortunadas e incluso por una insatisfacción, pero otras van directo a lastimar y no es correcto crear heridas en la sexualidad. Si amas a tu pareja, jamás le digas estas palabras en la cama

Frases en la cama

Una mala frase a tu pareja en la cama puede romper de inmediato el vínculo sexual, y podría ser muy difícil recuperarlo. Crédito: Shutterstock

Tantas palabras alentadoras, tantos elogios y comentarios positivos que puedes soltarle a tu pareja en la cama y terminas cayendo en 5 frases que JAMÁS, que NUNCA debes expresar durante el acto sexual o justo después de que haya terminado.

Algunas pueden ser desafortunadas, porque provienen de un error, un disgusto e incluso una insatisfacción, aunque igualmente debes controlarlas. Pero otras de las frases son una completa desconexión del compromiso que estás viviendo en ese momento con tu pareja sexual. Cuidado con crear heridas o destruir orgullos en la cama, porque podrías marcar a alguien para siempre.

Las 5 frases que JAMÁS debes decirle a tu pareja en la cama

¿Eso fue todo?

1

Además de ser una pregunta irrespetuosa, podría condicionar los futuros episodios sexuales con tu pareja. El “¿Eso fue todo?” es algo despectivo tanto para el tiempo que duró el momento, como para el tamaño del miembro y factores similares.

Esta frase es probablemente más expresada por las mujeres, más todavía cuando se trata de sexo casual, pero debes evitarlas a toda costa. Por cuestión de orgullo, empatía y confiabilidad. Y recuerda, así como a ti te encantar sentirte deseada a ellos también. No alimentes inseguridades.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Me pasas mi teléfono

2

¡Uy! Esto es aniquilador. En cuanto mencionas la frase, más si es justo después de haber terminado el episodio sexual, le estás transmitiendo a tu pareja que el contenido de su teléfono es más interasante y entretenido que lo que acaba de suceder.

A menos que sea para llamar un taxi (y cuidado con eso también) o que se haya producido una emergencia, olvídate de tu teléfono. Esto incluye contestar llamadas en plena faena.

Si el momento sexual ha terminado y conversaron durante algunos minutos, pedir luego tu teléfono es más normal y aceptable.

Cualquier frase en tono infantil

3

En momentos románticos, cariñosos y de consentidora, las frases infantiles son habituales. Sin embargo, durante las relaciones sexuales puede matar la pasión.

El sexo debe ser algo apasionado, fogoso y desbordado, así que aplícate a usar un tono de voz femenino o masculino que sea sexy y de adulto.

Comparación con tu ex

4

Cualquier posición, anécdota que tenga que ver con tu ex tan solo hará que tu pareja sexual del momento se moleste, se levante y se vaya. No hagas comparaciones, ni siquiera si son positivos, porque lograrás que en su mente aparezcas tú en la cama con tu ex. ¡Eso es terrorífico!

Y mucho cuidado con confundirte en la cama y mencionar el nombre de tu ex pareja o de otra persona.

El "te amo"

5

Acá la situación es algo más polémica, porque depende del contexto. Cuando se trata del sexo casual, un “te amo” es desubicado y asustadizo.

En una relación de pareja puede pasar lo mismo si están en un episodio más fogoso de los habituales. Lo mejor es que dejes el “te amo” para una ocasión donde el amor y el romance abundan en la cama. Recuerda: tener sexo y hacer el amor NO es lo mismo.

Te puede interesar:

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain